LOS NOMBRES DE DIOS – EL, ELAH, ELOAH, ELOHIM

LOS NOMBRES DE DIOS – EL, ELAH, ELOAH, ELOHIM

 

CAPÍTULO I

EL, ELAH, ELOAH, ELOHIM

Uno de los nombres más conocidos del Ser Supremo, pero a la vez quizá el más abstracto en cuanto a su significado es aquel que proviene de cuatro palabras: El, Elah, Eloah y Elohim, que invariablemente se traducen como Dios. Estos vocablos tienen en común la raíz El.
EL

El término EL corresponde a la más antigua designación de una deidad en el cercano Oriente. Este nombre se usaba para designar una variedad de dioses, no solamente para designar al Dios verdadero. Por eso es muy común encontrar este nombre acompañado de algo más, para así indicar que no se refiere a cualquier dios del mundo pagano, sino al único Dios verdadero.

Génesis 33:20 dice: “Y erigió allí un altar y lo llamó EI-Elohe-Israel.”

Este nombre significa “Dios, el Dios de Israel” No se está hablando de cualquier dios, sino del único Dios verdadero, y para ello se dice: El Dios de Israel. La etimología del nombre El no es muy clara, sin embargo parece indicar que tiene asociación con la palabra “fuerza” o “poder”Por esta razón muchos estudiosos de la Biblia afirman que el nombre El significa el Fuerte o el Poderoso.

El nombre El se utiliza para formar algunos nombres de personas. Cada vez que Ud. encuentre un nombre bíblico que contenga la raíz El, se está haciendo alusión a algo que tiene que ver con Dios. Por ejemplo: Israel, significa príncipe con Dios. Misael significa ¿Quién es como Diosí Eliseo significa Dios salva. Elcana significa Dios proveyó. Daniel significa Dios es mi Juez. Samuel significa pedido de Dios. Esto en cuanto al vocablo El que es raíz de los otros vocablos que vamos a ver a continuación.

ELAH

ELAH es en realidad una palabra Aramea y por tanto aparece en los pasajes del Antiguo Testamento que están en Arameo. Es una palabra afín a la palabra Alá, que es el nombre que los árabes utilizan para referirse a la deidad.

Esta palabra se usa ampliamente en el libro de Esdras, donde aparece no menos de 43 veces entre Esdras 4:24 y 7:26. En cada uno de los casos se refiere al Dios del pueblo judío.

Esdras 5:8 dice: “Sea notorio al rey, que fuimos a la provincia de Judea, a la casa del gran Dios, la cual se edifica con piedras grandes; y ya los maderos están puestos en las paredes, y la obra se hace de prisa, y prospera en sus manos.”

Esto es parte de la carta que los gobernadores no judíos, enviaron a Darío el rey persa. Para referirse a la casa del gran Dios, utilizaron la palabra Elah.

Según Esdras 6:10, aunque los persas no adoraban al Dios de Israel, le atribuían dignidad e inclusive llegaron a llamarle el Dios del Cielo. La mentalidad persa consideraba que se debía respetar a los dioses de cada uno de los pueblos conquistados para así buscar la paz y la armonía en el imperio.

Cuando Esdras utiliza la palabra Elah para referirse al único Dios Verdadero, siempre añade algún calificativo para hacer claro que no se refiere a cualquier dios. Es así como nos habla del Dios de Israel o el Dios del Cielo, o el Dios de Jerusalén. El significado del nombre Elah, es el mismo que El, es decir significa el Fuerte o el Poderoso.

ELOAH

Otro vocablo muy parecido al anterior es ELOAH. Este nombre es la traducción Hebrea del Arameo Elah. Según el escritor W. E. Vine, el origen de este término es desconocido y raras veces se usa en las Escrituras para referirse a la deidad. Un dato interesante,según este mismo erudito, este nombre aparece 40 veces en el libro de Job, desde el capítulo 3; versículo 4, hasta el capítulo 40; versículo 2, mientras que en el resto del Antiguo Testamento aparece 15 veces en total.

ELOHIM

Algunos estudiosos de la Biblia han afirmado que Eloah es la forma singular del vocablo ELOHIM. Al igual que los otros vocablos, que contienen la raíz El, este nombre de Dios se usa tanto para referirse al único Dios verdadero como para referirse a los dioses paganos. Por ejemplo, Labán, reprendiendo a su yerno Jacob le dice lo siguiente según Génesis 31:30 “¿Por qué me hurtaste mis diosesí” Labán tenía ídolos o dioses paganos y para referirse a ellos los llamó “elohim”, la misma palabra que se usa para referirse al único y verdadero Dios. Una ayuda que nosotros tenemos en nuestra traducción de la Biblia, es que cuando Elohim se usa para dioses paganos aparece dios o dioses con minúscula.

Considere por ejemplo Éxodo 12:12 donde dice: “Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová.”

La palabra dioses es “elohim”, pero si Ud. tiene una Biblia a la mano, notará que “dioses” está escrito con minúscula indicando así que se refiere a dioses paganos, los dioses egipcios. Otro dato muy interesante es que en el primer versículo de la Biblia aparece ya el nombre plural Elohim para referirse a Dios. Este hecho ha generado no poca especulación entre los eruditos. Algunos han sugerido que esto nos habla de politeísmo, lo cual es absurdo porque Deuteronomio 6:4 afirma que Dios es uno. Otros han intentado encontrar en esto una prueba para la doctrina de la Trinidad. Ciertamente que la doctrina de la Trinidad es totalmente bíblica, pero no se la puede sustentar únicamente en la pluralidad del nombre Elohim.

Por supuesto que un nombre plural para un solo Dios único y verdadero abre la puerta para pensar en una pluralidad de personas en la deidad,pero es más prudente pensar que la pluralidad de Elohim tiene más bien que ver con la plenitud de fuerza y poder de la deidad y con la majestad que lo rodea. La doctrina de la Trinidad se sustenta mayormente en la revelación que Dios hace de sí mismo en el Nuevo Testamento. Sin embargo la revelación que Dios ha hecho de sí mismo en el Antiguo Testamento no contradice en absoluto el hecho de que Dios es uno pero existe en tres personas coiguales y coeternas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Deuteronomio 6:4 nos dice que Dios es uno, muchos toman estas palabras para inferir que es una sola persona. Pero lo que nos dice este texto es que Dios es una unidad. En Génesis 2:24 hablando del matrimonio, se dice que el varón y la mujer que se casan llegan a ser una sola carne. Jesús, en Marcos 10:8 dice: “Y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno.” Esposo y esposa son uno, sin embargo entendemos que son dos personas. Igual es con la Trinidad. Dios es uno, pero en esa unidad de la deidad existen Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Retornando al concepto de Elohim, este es un nombre plural que significa aquel que tiene toda la fuerza y todo el poder para gobernar todos los asuntos del universo y de la humanidad.

Hemos considerado cuatro vocablos que se traducen como Dios en el Antiguo Testamento. El, Elah, Eloah y Elohim. Todos ellos al referirse al Dios verdadero, denotan fuerza y poder infinito. Con esa fuerza y ese poder, Dios creó de la nada todo lo que existe.

Génesis 1:1 dice: “En el principio, creó Dios, Elohim, los cielos y la tierra.” Con la misma fuerza y poder Dios sustenta todo lo que existe.

 

Hnos(as), espero que haya sido de bendición, un abrazo y hasta el próximo Estudio Bíblico 2 en el capítulo II, EL ELYON

Por: Ps. David Logacho
Libros Ebooks Cristianos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

5 Compartir
Comparte4
WhatsApp
Tweet1
+1
Pin
Comparte