Personajes Bíblicos: Letra – B

Personales Bíblicos: Letra – B

 

BAALIS

= «señor de gozo».

Rey amonita que envió a Ismael a que diera muerte a Gedalías (Jer. 60:14).


BAANA

= «hijo de dolor» (heb.).

(a) Capitán del ejército de Is-boset que, con su hermano Recab, asesinó a Is-boset (2 S. 4:2-12).

(b) Comisario de Salomón en Jezreel y norte del valle del Jordán (1 R. 4:12).

(c) Comisario de Salomón en Aser (1 R. 4:16).

(d) Padre de Sadoc, el que reconstruyó parte del muro de Jerusalén (Neh. 3:4).

(e) Uno que volvió con Zorobabel (Esd. 2:2, etc.).


BAASA

= «temeridad» (heb.).

Hijo de Ahías, de la casa de Isacar. Conspiró contra Nadab rey de Israel, le dio muerte a él y a toda la familia real, y reinó en su lugar, 953-930 a.C. Fue según la palabra del Señor por el profeta Ahías, que toda la descendencia de Jeroboam sería destruida, debido a su maldad. Pero Baasa no fue mejor, y su posteridad cayó bajo un juicio similar (1 R. 15:16-33; 16:1-13; 21:22; 2 R. 9:9; 2 Cr. 16:1-6; Jer. 41:9).


BALAAM DE PETOR. Balaam, hijo de Beor, fue un profeta no israelita, oriundo de Petor, ciudad del norte de Mesopotamia. Notorio por sus poderes de adivinación, fue empleado por el rey de los moabitas para maldecir a Israel. Dios intervino valiéndose de una asna (Números 22:23?30), y Balaam bendijo a los israelitas en vez de maldecirlos. Predijo un glorioso futuro para el mismo pueblo al que se le había pedido maldecir. Más tarde hubo una batalla contra los madianitas. Balaam luchó con los madianitas contra Israel y fue muerto (Números 31:8).


BALAC

= «vacío, devastador» (heb.).

Rey de Moab, hijo de Zipor. Intentó resistir el avance de los israelitas hacia la tierra prometida, y contrató a Balaam para que los maldijera; este falso profeta le enseñó a seducir a Israel a la idolatría mediante la fornicación con sus mujeres (Nm. 22, 23, 24; Jos. 24:9; Jud. 11:25; Mi. 5:6).


BARAC

= «rayo» (heb.).

Israelita de la ciudad de Cades-Neftalí. Bajo órdenes de la profetisa Débora, reunió a 10.000 hombres de Neftalí y de Zabulón, con los que derrotó a Sísara, general del ejército de Jabín, y destruyó a su ejército (Jue. 4:1-24; 5:1, 12; He. 11:32).


BARJESÚS

Mago judío de la corte de Sergio Pablo (Hch. 13:6-12). Se le llama también Elimas (Hch. 13:8).


BARRABÁS

= «hijo del padre».

Descrito como «ladrón» (Jn. 18:40) y «un preso famoso» (Mt. 27:16). Había encabezado una insurrección y cometido homicidio (Mr. 15:7). Ante la disyuntiva de elegir entre éste y el Señor Jesús, los judíos, instigados por los principales sacerdotes y por los ancianos, pidieron la liberación de este hombre, y la muerte para Jesús. Esta elección manifestó claramente la impiedad y dureza del corazón de ellos. Pedro no perdió la ocasión de presentar este hecho acusadoramente a los judíos: «Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida» (Hch. 3:14).


BARSABÁS

= «hijo de Saba».

(a) José, también llamado JUSTO, que fue nombrado candidato, juntamente con Matías, para ocupar la vacante dejada por Judas Iscariote (Hch. 1:23).

(b) El sobrenombre de Judas, que con Silas fue enviado a Antioquía con la decisión a la que había llegado la iglesia de Jerusalén con respecto a la controversia acerca de si circuncidar o no a los convertidos de entre los gentiles. Él y Silas son llamados «principales entre los hermanos» y «profetas» que exhortaron a los hermanos y los confirmaron (Hch. 15:22, 27, 32).


BARTIMEO

= «hijo de Timeo».

El mendigo ciego de Jericó, a quien el Señor dio la vista (Mr. 10:46).


BARTOLOMÉ. Bartolomé, hijo de Talmai, fue uno de los discípulos de Jesús; nació en Caná de Galilea. Se le menciona con este nombre en Mateo 10:3; Marcos 3:18; Lucas 6:14 y Hechos 1:13, y con el de Natanael en Juan 1:48. Juan nos da el único vistazo que de su personalidad tenemos. Natanael era sereno, pacífico y retraído. Era dado a meditar en las cosas del Señor (Juan 1:48?49). Al principio dudó si aceptar a Jesús como Salvador, pues no podía comprender que algo tan extraordinario procediera de Nazaret, pueblo adyacente a su aldea de Caná (Juan 21:2). Juan llama Natanael (“Dios ha dado”) a Bartolomé. Siempre andaba con otro discípulo amigo suyo, Felipe (Mateo 10:3; Marcos 3:18; Lucas 6:14; Juan 1:45).


BARUC

(a) Amigo de confianza, amanuense o secretario de Jeremías (Jer. 32:12, 36:4)

(b) Uno de los que ayudaron a Nehemías a reedificar los muros de Jerusalén (Neh. 3:20)

(c) Firmante del pacto de guardar la ley (Neh. 10:6)

(d) Judaíta (Neh. 11:5).


BARZILAI

(a) Rico galaadita muy amigo de David (2 S. 17:27-29; 19:31-40).

(b) Uno que regresó del exilio en tiempos de Esdras (Esd. 2:61, 62).

(c) Consuegro de Saúl (2 S. 21:8).


BASEMAT

= «fragante».

(a) Una de las esposas de Esaú, hija de Ismael y madre de Reuel (Gn. 36:3, 4). En la narración anterior (Gn. 26:34; 28:9), los nombres de las esposas de Esaú difieren de los dados en el capítulo 36. Las mujeres pudieron haber tenido dos nombres, o cambiarlo al casarse. Parece probable que Basemat, hija de Elón, es la misma que Ada, hija de Elón; y que Basemat, hija de Ismael, sea la misma que Mahalat, hija de Ismael. Judit, hija de Beeri, pudiera ser la misma que Aholibama, hija de Aná, si Beeri es el nombre de su padre, y Aná el de su madre.

(b) Hija de Salomón y esposa de Ahimaas, uno de los comisarios de Salomón (1 R. 4:15).


BELSASAR.

= «el conductor del señor.»

El último rey del imperio babilónico. En un banquete profanó los vasos sagrados del templo de Jerusalén, y fue advertido por Dios con la escritura en la pared. Había sido pesado por Dios, y hallado falto. Aunque fue reprendido por Daniel, no dio señales de arrepentimiento, y en medio de las fiestas la ciudad fue tomada por las tropas de Ciro, dirigidas por Darío de Media (Gobryas o Gubaru). La reina, probablemente la reina madre, no se hallaba presente en aquella orgía y fue la que hizo saber quién podría interpretar la escritura sobre la pared. Ver MENE.

El caso de Belsasar es uno de los más notables en los que la crítica hostil a la Palabra de Dios mantenía que había aquí una contradicción con la historia, porque no se había hallado el nombre de Belsasar en los registros externos a la Biblia. Pero ya en 1854, en Mugheir, la antigua Ur, el coronel Rawlinson descubrió una inscripción en un monumento con mención de Belsasar, y después se descubrieron más documentos acerca de él y de Nabónido. Belsasar era el primogénito de Nabónido, y compartió con su padre el reino hasta su derrumbamiento ante los persas. Nabónido, babilonio, era un usurpador del trono, no perteneciendo a la línea dinástica de Nabopolasar. Parece que se casó con una hija de Nabucodonosor, para consolidar su posición en el trono. Que Belsasar fuera rey de Babilonia bajo su padre Nabónido explica las intrigantes palabras de Belsasar al ofrecer al que le interpretara la escritura en la pared que sería «el tercer señor en el reino» (Dn. 5:7, 16, 29). No podía ofrecer el segundo puesto, que era el que tenía él mismo. Bien al contrario de lo que pretendían los críticos, en éste como en tantos otros incidentes ha quedado vindicada la precisión histórica de la Palabra de Dios, mostrándose la invalidez del argumento del silencio.


BENADAD

Reyes arameos de Damasco:

(a) Con Benadad I se confederó (1 R. 15:18 y ss) el rey del reino del sur (Judá), contra el del reino del norte, Israel.

(b) Salmanasar II de Asiria venció en el año 854 a una coalición dirigida tal vez por Benadad II, y éste luchó a continuación, aunque sin éxito, contra el reino del norte, Israel (1 R. 20:1-34).

(c) Benadad III fue derrotado por Asiria hacia el año 790 a.C. y por ello no pudo conseguir ya ningún otro éxito (2 R. 13:24 y ss) contra el reino del norte, Israel.


BENAÍA

= «Jehová ha construido.»

(a) Levita, hijo de Joiada, de Cabseel de Judá (2 S. 23:20). Su padre era sacerdote (1 Cr. 27:5); si Joiada estaba al servicio del altar, fue probablemente el principal de los sacerdotes que se unieron al ejército para poner a David sobre el trono (1 Cr. 12:27). Benaía era valiente. Descendió a una cisterna para dar muerte a un león. Abatió a dos héroes moabitas. Armado tan sólo de un cayado, se midió con un gigante egipcio y, arrebatándole su lanza, le dio muerte con ella (2 S. 23:20, 21; 1 Cr. 11:22, 23). Mandaba a los cereteos y a los peleteos, la guardia personal del rey David (2 S. 8:18). Mandaba también al tercer ejército durante el tercer mes (1 Cr. 27:5, 6). Benaía y la guardia permanecieron fieles a David durante la rebelión de Absalón (cp. 2 S. 15:18; 20:23) y de Adonías (1 R. 1:10). David le ordenó que escoltara a Salomón, con la guardia, hasta Gihón, para que fuera ungido rey (1 R. 1:32-38); como jefe de la guardia, dio muerte a Adonías (1 R. 2:25), a Joab (1 R. 2:29-34), y a Simei (1 R. 2:46). A la muerte de estos conspiradores, Benaía fue ascendido a general en jefe de los ejércitos de Salomón (1 R. 2:35).

(b) Uno de los valientes de David, piratonita (2 S. 23:30; 1 Cr. 11:31; 27:14).

(c) Príncipe de la familia de Simeón (1 Cr. 4:36).

(d) Levita y guarda de las puertas (1 Cr. 15:18, 20; 16:5).

(e) Sacerdote que tocaba la trompeta delante del arca (1 Cr. 15:24; 16:6).

(f) Padre de Joiada, uno de los consejeros de David (1 Cr. 27:34).

(g) Levita descendiente de Asaf (2 Cr. 20:14).

(h) Levita supervisor de las ofrendas del templo (2 Cr. 31:13).

(i) Padre de Pelatías, príncipe de Judá (Ez. 11:1, 3).

(j) Es también el nombre de cuatro hombres que se casaron con mujeres extranjeras (Esd. 10:25, 30, 35, 43).


BENJAMÍN

= «hijo de mi diestra».

El último de los hijos de Jacob, e hijo de Raquel, y hermano de José. Al llegar a Belén, Raquel dio a luz a Benjamín. Al morir del parto, le dio el nombre de Benoni, «hijo de mi aflicción». Jacob lo llamó Benjamín (Gn. 35:16-20); fue muy amado por su padre, particularmente después de la pérdida de José, debido a que lo había tenido en su vejez, y que era el hijo menor de Raquel. Jacob se resistió mucho a que acompañara a sus hermanos a Egipto. Judá temía que si alguna desgracia le sucedía a Benjamín, su padre podría morir de dolor (Gn. 43:1-17). También José amaba mucho a Benjamín (Gn. 43:29-34; 44:1-34). Benjamín tuvo diez hijos y numerosos descendientes, que formaron una tribu de Israel (Gn. 46:21; Nm. 26:38-41; 1 Cr. 7:6-12; 8).

Dos personas llevan también este nombre (1 Cr. 7:10; Esd. 10:32).


BERACA

= «bendición».

Un benjamita que se unió a David en Siclag (1 Cr. 12:3).


BERENICE

= «lleva la victoria».

Princesa judía, hija de Herodes Agripa I y hermana de Agripa, casada con su tío Herodes, rey de Calcis. Su intimidad con su propio hermano Agripa causó escándalo; habiendo enviudado, se casó con Polemo, rey de Cilicia, pero lo abandonó para volver al lado de Agripa, con quien estaba cuando Pablo compareció ante éste (Hch. 25:13, 23; 26:27-30). Más tarde fue manceba de los romanos Vespasiano y Tito. Sus relaciones amorosas con este último habían comenzado durante la primera rebelión de los judíos contra los romanos.


BERNABÉ. Bernabé, que vivía en Jerusalén cuando se fundó la Iglesia, era un levita de Chipre. Fue uno de los primeros convertidos al cristianismo, y primo de luan Marcos (4:10). Su verdadero nombre era José, pero los cristianos lo conocían por Bernabé,  nombre que significa “hijo de consolación” (Hechos 4:36). Lo primero que oímos de Bernabé es que vendió uno de sus terrenos de Chipre y entregó el dinero a la comunidad cristiana. También ayudó a Pablo en la obra de éste, aunque más tarde se separaron (Hechos 15:36?39). Se le describe como “varón bueno y  lleno del Espíritu Santo”. Era bondadoso, compasivo y comprensivo para con todos. Se le menciona por su nombre veintinueve veces en el Nuevo Testamento. La tradición afirma que fue el fundador de la iglesia ortodoxa de Chipre.


Betsabé.

“Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Es Betsabé, hija de Eliam, mujer de Urías Heteo” (2a de Samuel 11:3).

Léase: 2a Samuel 11:2-5, 26, 27; 12:15-24; 1a Reyes 1:11-40

El nombre de Betsabé va unido al terrible pecado cometido por David. Es tan terrible que nos asombra que pudiera ser cometido por un hombre de quien Dios se había agradado. Representa tres transgresiones distintas. En primer lugar, un acto de adulterio ignominioso. Segundo, David hizo embriagar a Urías, en un esfuerzo para disimular su propia culpa. Finalmente, intrigó y dispuso las cosas de forma que Urías muriera en el ataque a una ciudad. Dio órdenes expresas de que se le dejara en la estacada.

Dios no hace acepción de personas y estos hechos son relatados en la Biblia. David el elegido de Dios fue culpable de una conducta vergonzosa. Pero también hemos de observar la conducta de Betsabé. Como es natural, al hablar de este asunto siempre hablamos de lo que hizo David, pero hemos de pensar en lo que hizo Betsabé también.

David se fijó en Betsabé al verla bañándose, mientras él se paseaba por el terrado de su casa. Hemos de suponer que Betsabé debía darse cuenta que se estaba bañando en un lugar en que podía ser observada. Probablemente, era en el terrado, que se hallá en la mayoría de las casas en oriente en lugar del tejado. Allí pasa el aire y es un lugar agradable para estar, especialmente al atardecer. Betsabé no debía haberse expuesto y, por tanto, tenemos que hacerla responsable de su falta de pudor. En modo alguno se intentan estas palabras como una disculpa para David. Sobre este punto no se necesitan más comentarios.

No se nos dicen las circunstancias de la entrevista de Betsabé con David cuandó éste la mandó llamar. Sólo sabemos los resultados. «Cuando llegó, David se acostó con ella… La mujer quedó embarazada.» No sabemos si podía presentir el motivo de la llamada, pero sí que tenía que haberse resistido a los requerimientos del rey. Si Betsabé rió hubiera consentido bajo ninguna circunstancia, como era su deber, David no habría tenido oportunidad de cometer este pecado y ella tampoco. Por tanto, hemos de considerar a Betsabé como cómplice en el adulterio.

El resto de la historia es bien conocido. Urías era un hombre leal, sincero e incapaz de pensar la traición que habían cometido contra él su esposa y el rey. Los dos. Muerto Urías Betsabé, ocupó el lugar de una de las esposas de David. Cuando dio luz al hijo ella ya se hallaba en el palacio.

Las Escrituras no nos dicen nada con respecto a la forma en que ella juzgó su propia conducta. Sólo se nos habla de David. El relato nos muestra el pecado y arrepentimiento de un gran hombre. También el castigo que sufrió por el mismo. Finalmente, nos habla de su restitución. Porque David pagó toda su vida las consecuencias de estos pecados. Betsabé es responsable con el rey. La historia es un aviso, a toda mujer que juega con su hermosura física, de los graves peligros en que incurre. Dios exige que todos nuestros caminos sean rectos en su presencia.


BETUEL

=«Morada de Dios».

(a) Hijo de Nacor con Milca; padre de Labán y de Rebeca y sobrino de Abraham (Gn. 22:20, 22, 23; 24:15, 29; 25:20; 28:2, 5).

(b) Ciudad en Simeón (Jos. 19:4; 1 Cr. 4:30), también llamada BETUL.


BOOZ

Notable y rico personaje de Belén, de la familia de Elimelec (Rt. 2:1), el marido de Rut, que se casó con ésta cuando quedó viuda, valiéndose de las disposiciones y del derecho que le concedía la ley del levirato (Rt. 2-4; Mt. 1:5; Lc. 3:32). Como ascendiente de David, es uno de los antepasados de Cristo.


BUNI

= «edificado».

Nombre de dos levitas y del fundador de una familia que volvió del exilio (Neh. 9:4; 10:15; 11:15).


BUZI

= «el de Bazu».

Nombre de dos personajes del Antiguo Testamento:

(a) Sacerdote padre del profeta Ezequiel (Ez. 1:3). El mismo nombre se da en un sello hebreo encontrado en recientes excavaciones.

(b) El mismo nombre pero como gentilicio, «buzita», que indica un descendiente de Buzi, o miembro de la familia del mismo nombre, se aplica a Eliú el amigo de Job (Jb. 32:2-6).

Regresa al índice general de los personajes Bíblicos haciendo click al botón

Indice Personajes Bíblicos

Libros Ebooks Cristianos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+12
Pin1
Comparte