Archivo de Etiquetas: Abraham

ANHELABAN UNA [PATRIA] MEJOR, ESTO ES, CELESTIAL (Hebreos 11:16)

Una Patria Mejor Según La Biblia

ANHELABAN UNA [PATRIA] MEJOR, ESTO ES, CELESTIAL (Hebreos 11:16) Abraham no tenía ni idea de adónde le llevaba Dios; lo único que sabía era que no podía quedarse donde estaba. ¡Imagínate explicando algo así a tus amigos! Pero en lugar de cuestionar a Dios, leemos: “Por la fe Abraham” salió sin saber a dónde iba (Hebreos 11:8). En ningún momento consideró volverse a casa cuando las cosas se pusieron difíciles. Sabía que en su caso particular, Dios no estaba en el lugar de donde había salido. La Escritura recuerda a Jefté por su victoria espectacular contra los amonitas y por ...

Leer más »

Es Hora De Tratar Con Tu “Ismael”

burla-isaac-ismael

Es hora de tratar con tu “Ismael” “…EL HIJO… [QUE] AGAR… LE HABÍA DADO A LUZ A ABRAHAM, SE BURLABA…” (Génesis 21:9) Cuando Dios te promete algo y eso no ocurre al instante, es fácil perder la paciencia. Y para empeorar las cosas, generalmente hay alguien cerca que “anota” la promesa, “le pone fecha”, y ¡te la sigue recordando! Cuando eso sucede, empiezas a dudar del Señor y a preguntarte si Él necesita tu ayuda para que llegue a pasar. Después de que Dios prometiera a Abram que su descendencia se multiplicaría como las estrellas (ver Génesis 15:5), las cosas ...

Leer más »

“HARÉ DE TI UNA NACIÓN GRANDE, TE BENDECIRÉ…” (Génesis 12:2)

una-nacion-grande-biblia

“HARÉ DE TI UNA NACIÓN GRANDE, TE BENDECIRÉ…” (Génesis 12:2) George pasó muchos de los primeros años de su vida incómodamente entre casas de huéspedes hasta que un día María Watkins, que era una persona que se dedicaba a lavar ropa y no tenía hijos, lo encontró dormido en su granero. Pero ella no sólo lo hospedo; lo llevó a la iglesia y le presentó al Señor Jesús. Cuando él dejó la casa, se llevó la Biblia que María Watkins le había regalado. María dejó una marca en su vida – y George Washington Carver dejó su marca en el ...

Leer más »

LA “INJUSTA” GRACIA DE DIOS

El Señor le habló a Manases y a su pueblo, pero no le hicieron caso. Por eso el señor envió contra ellos a los jefes del ejército del rey de Asiria, los cuales capturaron a Manasés y lo llevaron a Babilonia sujeto con garfios y cadenas de bronce. Estando en tal aflicción imploró al Señor, Dios de sus antepasados, y permitió regresar a Jerusalén ante él. Oró al Señor, y él escuchó sus suplicas y le permitió regresar a Jerusalén y volver a reinar. 2 Crónicas 33:10-13.

Leer más »