Archivo de Etiquetas: Corazon Humano

3 Claves para mantener tu puesto de trabajo, y ser promovido – Parte 3

“VESTÍOS… DE ENTRAÑABLE MISERICORDIA, DE BONDAD, DE HUMILDAD, DE MANSEDUMBRE, DE PACIENCIA” (Colosenses 3:12) 3 Claves para mantener tu puesto de trabajo, y ser promovido – Parte 3 Tener éxito en el trabajo requiere: 1) Empatía: Sé siempre considerado con las situaciones, los sentimientos, las necesidades y las percepciones de los demás. Trata de ponerte en su lugar. Al hacerlo, potenciarás su motivación, mejorarás el ambiente laboral y se incrementarán los niveles de productividad. “Vestíos… de entrañable misericordia, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia” (Colosenses 3:12). Tienes que “ir vestido” de esas cualidades cuando vayas al trabajo todos ...

Leer más »

La Imaginación y libre albedrío en la Biblia

“…MÍO ES EL MUNDO Y TODO LO QUE EN ÉL HAY” (Salmo 50:12 LBLA) La Imaginación y libre albedrío en la Biblia La Biblia nos dice: “…Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente” (Génesis 2:7). Hasta ese momento no éramos más que un pedazo de arcilla moldeada en forma de ser humano. En el momento en que Dios sopló su aliento, nos concedió dos características esenciales: 1) La imaginación. Algo que nos distingue de todos los otros seres vivos. Es lo que nos hace ...

Leer más »

¿Te han rechazado?

“NO TEMAS… PORQUE YO ESTOY CONTIGO…” (Hechos 18:9-10) ¿Te han rechazado? Cuando el apóstol Pablo trató de compartir su fe con sus antiguos amigos, estos “se opusieron… y lo insultaron…” (Hechos 18:6, NVI). Es doloroso ser rechazado por aquellos a quienes amas. Parece ser que a Pablo le afectó tanto ese rechazo que Dios tuvo que animarlo, diciéndole: “No temas… porque yo estoy contigo y nadie pondrá sobre ti la mano para hacerte mal…” (Hechos 18:9-10). Más adelante, cuando Pablo quiso relacionarse con algunos de los apóstoles, estos también tuvieron sus recelos acerca de él: lo consideraban demasiado judío para ...

Leer más »

Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos?

   Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstosí 54 “Y prendiéndole, le llevaron, y le condujeron a casa del sumo sacerdote. Y Pedro le seguía de lejos. 55 Y habiendo ellos encendido fuego en medio del patio, se sentaron alrededor; y Pedro se sentó también entre ellos. 56 Pero una criada, al verle sentado al fuego, se fijó en él, y dijo: También éste estaba con él. 57 Pero él lo negó, diciendo: Mujer, no lo conozco. 58 Un poco después, viéndole otro, dijo: Tú también eres de ellos. Y Pedro dijo: Hombre, no lo soy. 59 Como una hora después, ...

Leer más »