Archivo de Etiquetas: Devocional Religioso

Devocionales Semanales – BURBULER

-“¡Por qué no prestas más atención!” – exclamó con tono airado – “¡Acabas de echar a perder lo que tanto esfuerzo me costó diseñar!”, sentenció. Y entonces, como quien no espera recibir una respuesta a sabiendas de la imposibilidad del otro de operar una reparación, dio media vuelta y arrastró el paso hacia su casa, mascullando improperios hacia sí mismo más que contra el infortunado que se cruzó por su camino.

Leer más »

Devocional Diario – Una Noche de Lectura

el Devocional Diario -Quédense con su vieja Biblia. No la necesito, ¡yo soy mi propio dios! Así fueron recibidos en una cárcel dos visitantes que quisieron ofrecer un Nuevo Testamento a un preso llamado José. Cuando volvieron una semana después, José acudió, tendiéndoles los brazos y exclamando: -¡Ahora pueden llamarme hermano! Rehusé el Nuevo Testamento que ustedes querían darme, pero otro detenido lo aceptó. Al volver a nuestra celda, mi compañero me pidió que le leyera en alta voz lo que estaba escrito en ese pequeño libro, ya que él no sabía

Leer más »

Devocionales Cristianos – La Antorcha Ardiente De Vitória

Entre los griegos antiguos, el vencedor de una carrera no era el que cruzaba la línea en primer lugar, pero el primero en cruzar la línea con su antorcha aún ardiendo. Estamos tan preocupados actualmente con nuestra vida cotidiana que corremos el riesgo de permitir que la antorcha de nuestra vida espiritual se apague. Una dedicada mujer contó que su vida era un corre-corre frecuente y que ella se vio en la eminencia de perder su relación espiritual con Dios: "Hay un peligro real en ocuparse de lo que es cierto en la vida apresurada que llevamos. Mantener nuestra antorcha acesa se vuelve cada vez más difícil".

Leer más »

«¿Qué lloros son éstos?… está dormida» (Mc. 5, 21-43)

«Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos. Entró y les dijo: -¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida. Se reían de él». Con ello Jesús nos enseña a no temer a la muerte porque la muerte ya no es muerte: desde ahora no es más que un sueño. Y puesto que él mismo tenía que morir, resucitando a otros prepara a sus discípulos, invitándoles así ha tener confianza en él y a no alarmarse de su muerte. Porque después que vino Cristo la muerte ya no es más que un sueño.

Leer más »