Archivo de Etiquetas: Josue

Cristiano ¡No deseches tu mañana!

No Deseches Tu Mañana

Cristiano ¡No deseches tu mañana! “…SANTIFICAOS, PORQUE JEHOVÁ HARÁ MAÑANA MARAVILLAS ENTRE VOSOTROS” (Josué 3:5) Tu ayer te ha hecho lo que eres hoy, pero tu mañana puede hacer de ti lo que Dios siempre quiso que fueras. Josué hablaba a una nación cuyo pasado era una larga lista de repetidos fracasos y de rebeldía contra Dios. Muchas veces habían sido juzgados, condenados, castigados y restituidos por el Dios contra el cual habían pecado deliberadamente. Lo lógico es que hubieran sido cortados completamente de la bendición de Dios y despojados de cualquier bendición futura. Sin embargo, “Josué dijo al pueblo: ...

Leer más »

Cuando Llega La Hora De Retirarse

Cuando llega la hora de retirarse “…MOISÉS HABÍA PUESTO SUS MANOS SOBRE ÉL…” (Deuteronomio 34:9b) Es difícil hablar de ciertos temas. Retirarse y pasar la antorcha a otra persona es una de las cosas más complicadas de hacer. No obstante, eso no te concierne a ti sino al reino de Dios. Hace falta tener humildad para poder ceder el puesto a otro; el futuro de cualquier trabajo depende de ello. Durante cuarenta años, Moisés soñó con introducir a su pueblo en la Tierra Prometida, y sin embargo, no pudo ser. Josué, su sucesor, sería el hombre para realizar aquel sueño. ...

Leer más »

LEVÁNTATE Y PASA ESTE JORDÁN

“…LEVÁNTATE Y PASA ESTE JORDÁN.HACIA LA TIERRA QUE YO [OS] DOY…” (Josué 1:2) Dios le dijo a Josué: “Mi siervo Moisés ha muerto… deberéis prepararos para cruzar el río Jordán y entrar a la tierra que os daré… Tal como le prometí a Moisés, yo os entregaré a vosotros todo lugar que toquen vuestros pies. Vuestro territorio se extenderá desde el desierto hasta el Líbano, y desde el gran río Éufrates… hasta el mar Mediterráneo… Durante todos los días de tu vida, nadie será capaz de enfrentarse a ti. Así como estuve con Moisés, también estaré contigo; no te dejaré ...

Leer más »

Da el primer paso!

Da el primer paso! …TODO ISRAEL PASÓ POR EL CAUCE SECO (Josué 3:17b) Apenas llegados a la Tierra Prometida, los hijos de Israel afrontaron un tremendo obstáculo: el río Jordán. Era la temporada lluviosa, por lo que no se podía cruzarlo. Dios había dicho que Él proveería un camino para cruzarlo, pero ellos nunca habían visto antes algo así, ya que la mayoría aún no había nacido cuando se partieron las aguas del Mar Rojo. Ahora bien, el Señor podría haber hecho descender el nivel del río delante de sus ojos, o haber puesto un puente. Pero no lo hizo; le dio a Josué órdenes extrañas ...

Leer más »