Archivo de Etiquetas: Mensajes a la conciencia

¿ACASO EN VANO LLEGAMOS A VIVIR? – HERMANO PABLO

«¿ACASO EN VANO LLEGAMOS A VIVIR?» – POR EL HERMANO PABLO En el museo de la culta y refinada ciudad de Hermosillo en México hay una placa con la inscripción de un poema azteca escrito en náhuatl, el idioma de los antiguos habitantes del país. La traducción española de este poema dice así: «¿Con qué me iré a la eternidad? ¿Se acabarán mis cantos como se marchitan las floresí ¿Nada será mi nombre alguna vez? ¿Nada dejaré que me recuerde en la tierra? ¿Al menos flores, al menos cantosí ¿Cómo ha de obrar mi corazón? ¿Acaso en vano llegamos a ...

Leer más »

REFLEXIONES – CINCO MIL MUCHACHAS PARA UN SOLO HOMBRE

CINCO MIL MUCHACHAS PARA UN SOLO HOMBRE No fue una sola muchacha. Fueron cinco mil. Cinco mil muchachas que lo obsesionaron, que le robaron el sueño, que lo lanzaron en una carrera loca. Algunas eran rubias; otras eran morenas; otras, trigueñas; otras, pelirrojas. Unas vestían a la moderna; otras a la antigua. ¿Quiénes eran estas cinco mil muchachasí Eran muñecas, de las llamadas «Barbie», tesoro preciado de Glen Offield. Su afición era coleccionarlas. Pero Scott Sloggett las codició y las robó, después de lo cual incendió la casa de Glen Offield. Luego, horrorizado de su propio hecho, se suicidó tomando ...

Leer más »

CONSEJOS – MI MAMÁ… ESPERA QUE NUNCA BUSQUEMOS [A MI PAPÁ]

CONSEJOS CRISTIANOS – «MI MAMÁ… ESPERA QUE NUNCA BUSQUEMOS [A MI PAPÁ]» Pregunta : «Mis padres se divorciaron pocos meses antes de que yo naciera. Él se fue a vivir a otra ciudad. Yo ahora tengo veintidós años, y a él lo he visto en contadas ocasiones…. Mi mamá nunca nos habló mal de él, pero sí nos ha dicho que ella espera que nunca lo busquemos, porque él fue el que nos abandonó…. »Pero han pasado muchas cosas. El año pasado falleció mi único tío, y pensé que mi papá se podía morir y que nunca más hablaría con ...

Leer más »

MENSAJES CRISTIANOS – EL BESO DE LA MUERTE

MENSAJES A LA CONCIENCIA – EL BESO DE LA MUERTE por el Hermano Pablo Era un caso de vida o muerte, y había que actuar rápido. Si no, el pequeño animal moriría. Así que Paul La Fonte, francés de treinta y siete años de edad y amante de los animales, procedió a hacer la resucitación boca a boca. Pero el animal moribundo no era un cariñoso gatito. Era una pequeña cobra recién traída de la India. Había sido pisada por un automóvil al sacarla de la jaula, y por no dejarla morir, Paul sopló aliento en los pulmones del ofidio. ...

Leer más »