Archivo de Etiquetas: Mensajes de Reflexion

MENSAJES DE ANIMO – POR EL HERMANO PABLO

MENSAJES DE ANIMO DIARIO – DOBLE ABANDONO «Quédate aquí —dijo la mujer aparentando afecto—. Aquí vas a estar bien. Verás correr a los perritos y te vas a entretener.» Luego puso una bolsa con pañales a su lado y una nota escrita que decía: «Me llamo John King; padezco la enfermedad de Alzheimer», y desapareció, abandonando al anciano en una pista de carreras de perros. La que abandonó al anciano era Sue Gifford, mujer de cuarenta y un años de edad. El anciano abandonado era su propio padre, de ochenta y dos años, víctima de Alzheimer. Para librarse de la ...

Leer más »

Mensajes y Temas Cristianos – El Despertador Espiritual

EL DESPERTADOR ESPIRITUAL ”En todo esto tengan en cuenta el tiempo en que vivimos, y sepan que ya es hora de despertarnos del sueño. Porque nuestra salvación está más cerca ahora que al principio, cuando creímos el mensaje. La noche va muy avanzada y se acerca el día, por eso dejemos de hacer las cosas propias de la oscuridad y revistámonos de la luz, como un soldado se reviste de su armadura. (Romanos 13,11-12)

Leer más »

¿Qué guardas en tú corazón?

Por fin lo encontró. Fue al atardecer de un viernes, cuando terminaban de jugar un partido de futbolito en la cancha del barrio. Iba bajando por el sendero estrecho de la ladera, el mismo que bordeaba las casitas de adobe y ladrillo a la vista que a duras penas se sostenían, como testimonio de que la miseria también sobrevive a la adversidad. --Sabes que mi mayor anhelo es terminar, aquí, ahora, todo lo que inició hace años—le dijo. El joven lo miró. Sonrió.

Leer más »

El Hermano Pablo – «GIRASOLES»

«GIRASOLES» por el Hermano Pablo El artista le dio los últimos toques a su cuadro. Era un cuadro que él había titulado «Girasoles». El cuadro estaba lleno de trazos coloridos, enérgicos y seguros. Pero el artista, debido a su extremada pobreza y a una enfermedad que lo consumía, había sucumbido ante una profunda depresión. Lo cierto era que su demencia y su muerte no estaban lejanas. Acercándose a un amigo, le dijo tristemente: «Nadie me lo quiere comprar. Ojalá me dieran 500 francos por él.» Quinientos francos, allá por 1890, año de la muerte del artista, representaban apenas unos 125 ...

Leer más »