Archivo de Etiquetas: Reflexiones amor

Reflexiones Cristianas – Mayor que el Vidrio de la Ventana

Reflexion – Mayor Que El Vidrio De La Ventana “No temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” (Josúe 1:9). Una mujer fue despierta por un sonido muy extraño. Parecía oír picotadas en la ventana. Ella se levantó y fue ver lo que estaba sucediendo. Vio entonces una mariposa volando asustada por adentro del vidrio y un gorrión picoteando por el lado de fuera intentando alcanzarla. La mariposa no veía la placa de vidrio y esperaba ser cogida a cualquier momento. El gorrión no veía el vidrio y esperaba coger la mariposa a cualquiera ...

Leer más »

Reflexion – Monopolio

Reflexiones Cristianas – Monopolio “Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición” (Génesis 12:2). Un grupo de clérigos estaba reunido para decidir si debía o no invitar a Dwight Moody para su ciudad. El éxito del afamado evangelista había despertado la atención de la iglesia en aquella ciudad. Uno de los ministros presentes, que se decía no impresionado con lo que hablaban del predicador, comentó: “¿Tendría el Sr. Moody monopolio sobre el Espíritu Santo?” Otro hombre, calmamente, contestó: “No, pero parece que el Espíritu Santo tiene monopolio sobre el Sr. Moody.” ...

Leer más »

Reflexion – MURIÓ COMO CREYENTE EN CRISTO

Reflexiones Cristianas – MURIÓ COMO CREYENTE EN CRISTO por el Hermano Pablo Durante la noche hizo un repaso de toda su vida. No había sido una vida larga: sólo veintiséis años. Desde más o menos seis años de edad no había recuerdos buenos. Recordó desobediencias, malos tratos, peleas callejeras, poca escuela. Recordó también su adolescencia, la flor de la juventud y… drogas. Se trataba de Gary Salvany, convicto de dos asesinatos, preso en el estado de Florida y condenado a morir por inyección letal. A las seis de la mañana fueron por él a su celda. Había llegado la hora. ...

Leer más »

Reflexion – ¡O ROBO UN BANCO, O ME SUICIDO

Reflexiones Cristianas – «¡O ROBO UN BANCO, O ME SUICIDO!» por el Hermano Pablo Serio, callado, con gruesos anteojos oscuros, el hombre se acercó a la ventanilla. Las operaciones del banco transcurrían normalmente. Cuando al hombre le tocó su turno, le pasó una nota al cajero: «Esto es un asalto —decía la nota—. Entrégueme todos los billetes de 10, 20, 50 y 100 que tenga.» El cajero le pasó 980 dólares, que era todo lo que tenía en la caja. El hombre dio media vuelta y luego se detuvo, como confundido. Era ciego, y sin su bastón en la mano ...

Leer más »