Archivo de Etiquetas: Sanidad

¿Cómo Reaccionas A Las Interrupciones?

¿Cómo reaccionas a las interrupcionesí “…poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba” (Lucas 4:40b) Cuando alguien te interrumpe para charlar contigo mientras estás ocupado, ¿cómo reaccionasí Si te relajas y hablas con él hasta el final de la conversación, estás orientado hacia las personas. Si tratas de evitar la charla con un “bombardeo” de indirectas verbales y no verbales, eres una persona orientada al quehacer. Jesús pasó más tiempo con personas que haciendo cualquier otra cosa. Aunque sólo dispuso de tres años y medio para entrenar a doce hombres con el fin de cambiar el mundo, pasó ...

Leer más »

Sanidad en medio del duelo

“[ÉL] SANA A LOS DE CORAZÓN DOLIDO…” (Salmo 147:3 BLP) Sanidad en medio del duelo Una de las escenas más conmovedoras de la Biblia es cuando Jesús lloró ante la tumba de Lázaro. No es que Él fuera impotente para cambiar la situación (de hecho la cambió), sino que demostró su empatía con nosotros cuando perdemos a un ser querido. “[Él] sana a los de corazón dolido y venda sus heridas” (Salmo 147:3 BPL). El Señor no prometió evitarnos toda aflicción y pérdida, sino que nos ayudaría a sobrellevarlos. Las siguientes tres pautas podrían ser de ayuda: 1) No te ...

Leer más »

Vitaminas para la salud espiritual. Parte 5

Vitaminas para la salud espiritual. Parte 5 “…¿CÓMO ESTÁS, HERMANO…” (2 Samuel 20:9 NVI) No dejes de dar cuando haya escasez. La Biblia enseña que aquellos que sólo piensan en lo que pueden “recibir”, siempre pierden, mientras que los que tienen el hábito de “dar” siempre ganan. Se dice que un perro caminaba por un puente con un hueso en la boca. Cuando miró abajo al río y vio su reflejo en el agua, pensó que era otro perro con un hueso más grande. Así que saltó para quitárselo –y se ahogó. Pablo dedicó dos capítulos de la Biblia al tema ...

Leer más »

Devocionales Diarios – La Sanidad

Devocionales Diarios – La Sanidad “Algún tiempo después, se celebraba una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. Había allí un estanque rodeado de cinco pórticos, cuyo nombre en arameo es Betzatá. En esos pórticos se hallaban tendidos muchos enfermos, ciegos, cojos y paralíticos.” Juan 5:1-3 (NVI) El Señor Jesús había llegado a Jerusalén porque se celebraba una fiesta nacional judía. Había tres fiestas anuales en la que todo israelita tenía el llamado para reunirse en el templo de Jerusalén. Para estos acontecimientos, la ciudad se abarrotaba de visitantes. Todos querían estar en el templo para la fiesta, ...

Leer más »