Archivo de Etiquetas: Varon de Dios

Devocionales Cristianos – “Bienaventurado El Varón” (Parte III)

El "varón bienaventurado", cuyo "árbol (ha sido) plantado junto a corrientes de aguas" tiene su recompensa aquí en la tierra porque sus raíces están ligadas intrínsicamente a Jesús el "manantial de agua viva" (Jeremías 17:3), del cual su corazón sediento de agradar a Dios recibe los "ríos del perdón, los ríos de la promesa, y los ríos de su compañerismo" (Spurgeon) Entonces, el hijo de Dios comienza a "dar fruto a su tiempo y su hoja no cae" (vs.3). Su vida encuentra la verdadera razón por la cual Dios le permitió nacer y posteriormente hacerlo partícipe de Su reino. Un "varón bienaventurado, feliz y dichoso" de ser llamado hijo de Dios no permitirá que Satanás lo mantenga ahogado en el desierto de la comodidad, el desánimo, la procrastinación, la queja, la murmuración,etc.; por el contrario al permanecer "plantado junto a corrientes de aguas", "de su interior correrán ríos de agua viva" (Juan 7:38)

Leer más »

Devocionales Cristianos – “Bienaventurado el Varón” (Parte II)

Muchos que profesan ser creyentes anhelan recibir las bendiciones o favores de Dios en sus vidas sin un genuino compromiso a ser obedientes a Dios y a Su Palabra. En los primeros dos versículos del Salmo 1, claramente hemos podido ver que un "varón" solamente puede llegar a experimentar una vida de dicha y felicidad en su corto peregrinaje por este mundo si: "no anda en consejo de malos, ni está en camino de pecadores, ni se sienta en silla de escarnecedores, sino que en la ley de Jehová está su delicia y en su ley medita de día y de noche".

Leer más »

Devocionales Diarios – “Bienaventurado el Varón” (Parte I.)

Es interesante hacer resaltar el detalle que el libro de los Salmos, conocido también como el "Himnario del Pueblo de Israel", comienza con una "Bienaventuranza", así como nuestro Señor Jesús comenzó lo que conocemos como el "El Sermón del Monte" (Mateo 5), con una serie de nueve "Bienaventuranzas". El otro punto que deseo destacar es que las palabras del autor del Salmo 1, son dirigidas al "varón" así como las de Jesús en las cercanías del Mar de Galilea fueron enseñadas a sus discípulos que también eran "varones".

Leer más »