1 Timoteo 6:20 Explicación | Estudio | Comentario Bíblico de Matthew Henry

Estudio Bíblico | Explicación de 1 Timoteo 6:20 | Comentario Bíblico Online

El profundo interés del apóstol en la persona y en el ministerio de Timoteo se echa de ver en ese «Oh Timoteo …»., con que encabeza el encargo final (vv. 1Ti 6:20, 1Ti 6:21), antes de la breve bendición final (v. 1Ti 6:21).

1. «Guarda (gr. phúlaxon, custodia), le dice, lo que se te ha encomendado (lit. el depósito; gr. parathéken; vocablo que sólo sale aquí y en 2Ti 1:12, 2Ti 1:14)». ¿Qué «depósito» es éste? A la vista del contexto posterior, y comparando con 2Ti 1:11, 2Ti 1:14, podemos asegurar que se trata del Evangelio de salvación. Probablemente se incluye lo que Pablo ha escrito en la presente epístola. El vocablo parathéke significa, como se ve por su etimología, «lo que se coloca a un lado», como algo precioso, valioso y digno de ser custodiado con toda diligencia. Dice Hendriksen: «Es como si Dios hubiese hecho un depósito en el Banco de Timoteo».

2. La segunda parte del versículo 1Ti 6:20 nos lleva a 1Ti 1:4, 1Ti 1:6, lo mismo que a los versículos 1Ti 6:3-5 de este mismo capitulo 1Ti 6:1-21. «Deja a un lado, dice Pablo, las discusiones profanas e inútiles y las objeciones que presenta la mal llamada ciencia» (NVI). Tenemos aquí todo un conjunto de normas para la enseñanza y la predicación. (A) «Profano» es lo que no debe penetrar en el santuario (comp. con 2Ti 2:16) y abarca no sólo lo perjudicial para los oyentes, sino lo puramenle científico, a no ser que sirva de símil o ilustración de la verdad que se expone. Decía un médico a un predicador: «Venimos aquí a escuchar el Evangelio, no las cosas que pertenecen a nuestras profesiones seculares». He oído a predicadores que jamás decían otra cosa que razones filosóficas. (B) En lugar de la «necia palabrería» (lit.), mencionada en 1Ti 1:6, Pablo usa ahora el término kenophonías, «voces altas, pero vacías»; quizá se refiere a los gritos con que algunos predicadores tratan de cubrir la vaciedad de contenido de lo que están diciendo. (C) Las objeciones (NVI) o argumentos (RV), que el original llama literalmente antítesis, se refieren, por analogía con el versículo 1Ti 6:4 y con 1Ti 1:4, a discusiones basadas en objeciones que otros ponen a la sana enseñanza que el predicador (o cualquier creyente, v. 1Pe 3:15) expone. El testigo de Cristo debe proclamar, no discutir, el Evangelio, pues el que no se rinde ante la revelación de Dios (v. 2Co 10:5), menos se rendirá ante la razón del hombre. Al dar por supuesto que el sentido del vocablo griego antithéseis es el que acabamos de exponer, también es de reprobar la costumbre de algunos predicadores que se proponen a sí mismos ciertas objeciones, antes de contestarlas, lo cual, si se hace sin conocer la mentalidad de los oyentes, produce a veces más confusión, pues pone en la cabeza de algunos objeciones que jamás se les habían ocurrido, con el peligro de que se les queden bien grabadas y que no les satisfaga la solución que el predicador les dé.

3. El apóstol menciona la mal llamada (lit. seudónima) ciencia. Aun cuando el apóstol usa aquí el término gnóseos, no quiere decir ello que se refiera a la gnósis de los herejes gnósticos, que surgió algo más tarde. «Los falsos maestros, dice Guthrie, proclamaban con toda naturalidad que su enseñanza era la verdadera ciencia o conocimiento (gnósis), una característica que ciertamente no estaba confinada al gnosticismo del siglo segundo». Por eso, lo que ellos llamaban verdadera ciencia lo llama el apóstol falsa ciencia. Como es obvio, tampoco ataca Pablo al conocimiento científico que no se dedica a poner objeciones a la religión.

4. Ahora bien, había algunos (los falsos doctores frecuentemente mencionados por Pablo) que profesaban (gr. epanguellómenoi, en participio de presente, el mismo de 1Ti 2:10), es decir, proclamaban públicamente, como «haciendo propaganda» (Hendriksen), esta seudociencia y, aun sin salir de la iglesia, se desviaron de la fe (v. 1Ti 6:21). El verbo es el mismo de 1Ti 1:6 y de 2Ti 2:18. Sujetos de esta clase se han dado en todas las épocas de la historia de la Iglesia. Dice Hendriksen: «Prefieren no dejar la iglesia, sino arrastrarla consigo a la ruina».

5. Pablo termina su epístola con la bendición más breve de todas. Dice escuetamente, según los MSS más importantes y más numerosos: «La gracia con vosotros». El mismo plural se halla al final de la 2 Timoteo y en Tito. No sabemos por qué usa Pablo el plural. Hendriksen da la solución más probable: «Aunque la epístola va dirigida justamente a una sola persona, Timoteo, de seguro que este último se había de preocupar de que su contenido alcanzase a otros. Por consiguiente, la gracia de Dios es pronunciada sobre toda la comunidad cristiana». El «Amén» que aparece en nuestras versiones falta en los MSS más importantes.

1 Timoteo 6:20 explicación
1 Timoteo 6:20 reflexión para meditar
1 Timoteo 6:20 resumen corto para entender
1 Timoteo 6:20 explicación teológica para estudiar
1 Timoteo 6:20 resumen para niños
1 Timoteo 6:20 interpretación bíblica del texto