Amados/as Hermanos/as: Dios los bendiga. Desde hace algunos meses he tenido problemas con la computadora para comunicarme por internet, y a partir del mes próximo estará limitado el uso de yahoo, hotmail o cualquier otro correo privado desde mi centro de trabajo, que es donde he tenido esta posibilidad gracias a Dios. Como para nuestro padre celestial, el Dios Todopoderoso, no hay nada imposible, tal vez permita que pueda seguir comunicandome con ustedes por esta vía, o por la que se me facilite. De no ser así, llegue a cada uno de ustedes mi amor en Cristo Jesús y la gratitud, por hacerme sentir parte de ese maravilloso cuerpo de intercesores y guerreros espirituales, que se ponen en la brecha, no solo por el pueblo de Dios, sino también por cada necesitado.
Que la paz de Dios, el amor de nuestro Señor Jesucristo y la comunión del Espítitu Santo sea con cada uno de ustedes, y sean concedidas las peticiones de sus corazones.

Los ama y bendice en el Señor,
Ligdana.