A Dios nadie le vio jamás;
el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer. 

Juan 1:18.

A Dios nadie le vio jamás

       El poder eterno y la divinidad de Dios pueden discernirse en toda la creación, tanto en las cosas pequeñas como en las grandes. Sin embargo, Dios mismo, amor y luz, permaneció invisible a los hombres hasta la venida de Jesucristo, su Hijo unigénito. A lo largo de su vida aquí en la tierra, Jesús reveló al Padre a todos los que recibieron su mensaje de gracia y verdad: ?El que me ha visto a mí, ha visto al Padre? (Juan 14:9). En efecto, todo en su persona, sus hechos y sus palabras manifestaban el amor y la luz de Dios de una manera perfectamente adaptada a sus interlocutores.

       En su primera epístola el apóstol Juan declara: ?Nadie ha visto jamás a Dios?. Y agrega: ?Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros? (1 Juan 4:12). Sí, nadie puede ver a Dios, pero a los creyentes les corresponde hacer que Dios sea visible a los hombres de su generación, ya que Dios permanece en ellos cuando manifiestan el amor del que fueron beneficiarios. ¿Nos damos cuenta del privilegio que nos fue confiado, de ser quienes permiten que Dios sea visible en este mundo? ¿Somos conscientes de que la gracia de Dios no nos impone, para ser sus testigos, leyes apremiantes o falsos ejercicios de piedad y de ?duro trato del cuerpo?? (Colosenses 2:20-23).

       Dios sólo nos pide que lo amemos y que nos amemos unos a otros, obedeciéndole y adorándolo por lo que él es y por el don de su Hijo Jesucristo.

  • Prediquemos Juntos por Internet
    ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros para que lo reciban al igual que tu… te pedimos una persona, solo una de tus amistades, familiares, amigos, colegas… haz clic aquí

  • El Devocional Diario, es un producto editado por el equipo de Amen-Amen, Inc., y enviado
    diariamente por correo electronico a 26.966 suscriptores.
    Derechos Reservados – El texto de "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza).

    Dios le bendiga … Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – 3ra. carta de Juan y versículo 2.
    _________________________________________
    Divisiones del ministerio Devocionales, Inc.

    · https://www.devocionalescristianos.org       –  ¡Amén-Amén! el Buscador Cristiano.
    · http://www.amenamente.com    –  el Buscador de Cristianos Evangélicos.
    · http://www.musicacristiana.tv    –  MCTV – Música Cristiana Televisión.
    · http://www.amen-amen.org       –  el Buscador de Páginas Web Cristianas.

    Devocionales, Inc. Todos los Derechos Reservados, Copyright ©1997-2005.

1ra. a los Tesalonicenses 5:25. "Hermanos, orad por nosotros."