SIETE CAUSAS DE INFELICIDAD

Existen más de siete, pero, consideremos las siguientes:

1 - Percepción errónea del matrimonio.

Las novelas y películas que tratan temas sentimentales, son
responsables de lanzar a los jóvenes a un mundo irreal. Al casarse,
esas personas esperan inconscientemente de su cónyuge algo que la
vida real no les puede regalar y quedan desilusionados.

2 - Desviación de los principios sanos.

El adulterio, el alcoholismo y la pereza son responsables de muchos
fracasos.

3 - La incompatibilidad de caracteres.

Cuando existe un genio violento, espíritu egoísta, un corazón frío,
celos, rencores, etc., se producen a menudo roces que pueden producir
un distanciamiento paulatino, si no se busca la solución que Dios nos
ofrece para estos casos.

4 - La falta de diálogo y cosas en común.

Hay poco tiempo del uno para el otro. Se entra en la rutina conyugal
y hay poco diálogo. La TV. y actualmente el chat o Internet roba a
muchas familias el tiempo que debieran dedicarse uno al otro.

5 - Problemas económicos.

La incomprensión en los planes y deseos mutuos, la falta de confianza
en el manejo de la economía del hogar y el distanciamiento prolongado
por trabajar en lugares lejanos, suelen ser causantes de problemas,
como también cuando se contraen deudas difíciles de pagar.

6 - Interferencia de terceros.

"El que se casa, casa quiere". Es mejor que los recién casados vivan
independiente.

7 - Cuando el amor se enfrió.

Puede haber insatisfacción emocional o sexual. Cuando una de las
partes amenaza con el divorcio por alguna crisis pasajera, pueden
producirse heridas profundas y una pared entre ambos. Dios desea
ayudar a cada familia a ser feliz. Si en tu hogar hay problemas, si
existen tensiones y está amenazada la unidad familiar, no pienses en
el divorcio, sino en buscar soluciones, considerando los consejos que
expondremos.


Enlaces de Devocionales Cristianos


DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí