Inicio » Dios » Obtén las recompensas!

Obtén las recompensas!

¡De los regalos a las recompensas !

En la vida Dios da regalos, pero también da recompensas. La vida eterna es un regalo inmenso. Tener un hijo es un regalo. Hay gente que era estéril y ahora tienen un hijo, quizá no merecían el milagro, pero Dios se los regaló. De hecho, el conflicto más grande para recibir un milagro es saber si lo merezco o no.

¿Puede alguien ser sano de sida si en su interior dice: ¿Cómo voy a ser sano si fui homosexual? Por supuesto, porque la sanidad será un milagro que Dios te da, que no te lo dará de acuerdo a lo que has hecho, sino de acuerdo a Su eterna misericordia.

¿Cuál es el problema del pueblo cristiano, evangélico y religioso? Que vive sentado esperando que Dios le regale todo. Tú no has ido más allá porque te quedaste esperando que el Señor te dé solo regalos, cuando Dios tiene recompensas.

Los hijos son un regalo, y los buenos hijos son una recompensa de la buena educación que les ha dado. Dios te regaló la empresa, sólo la abres y te vas a jugar golf creyendo que el Señor tomará cuidado de tu empresa, entonces, cuando llegas le dices: ¿Dios, ya trabajaste? Claro que Dios te puede regalar una empresa, pero una empresa exitosa es una recompensa a los que trabajan bien.

Tú puedes ser lleno del Espíritu Santo, Él lo prometió como un regalo. Pero ser usado continua y permanentemente bajo la unción del Espíritu Santo es una recompensa.

Hay una única manera de quitarte la recompensa, no hagas nada y quédate viviendo con los regalos. Pero si empiezas a hacer lo que Dios ordena y como Él lo manda, va ser inevitable que el público se dé cuenta de cómo Dios tiene a los que le obedecen.

visita www.cashluna.org

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte