Si Alguien Busca Tu Casa

Si alguien busca tu casa con frío es porque tienes la frazada.

Si alguien busca tu casa con alegría es porque tienes la sonrisa.

Si alguien busca tu casa con lagrimas es porque tienes el pañuelo.

Si alguien busca tu casa con versos es porque tienes la música.

Si alguien busca tu casa con dolor es porque tienes el remedio.

Si alguien busca tu casa con palabras es porque tienes el oído.

Si alguien busca tu casa con hambre es porque tienes pan

Si alguien busca tu casa con besos es porque tienes la miel.

Si alguien busca tu casa con dudas es porque tienes el camino.

Si alguien busca tu casa con orquestas es porque tienes la fiesta.

Si alguien busca tu casa con desanimo es porque tienes el estimulo.

Si alguien busca tu casa con fantasías es porque tienes la realidad.

Si alguien busca tu casa con desesperación es porque tienes la serenidad.

Si alguien busca tu casa con confusión es porque tienes la meditación.

Si alguien busca tu casa con miedo es porque tienes el amor.

Nadie llega por “casualidad” a tu casa.  Dios lo ha enviado.

No des disculpas ni te agarres a mil argumentos racionales.

No inventes motivos para justificar gestos bruscos.

Destraba los portones de tus defensas forjadas.

Destruye las murallas construidas con ladrillos de los empujones.

Todos los que golpean tu puerta merecen pan y vino,

merecen tu abrazo, tu abrigo.

Todos los que viajan en dirección a tu casa.

Y golpean suave la puerta en

busca de tu mano, merecen entrar…

Que la luz de Jesus brille siempre en ti, Feliz Fin De Semana!

Enlaces de Devocionales Cristianos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí