Devocional Cristiano – ¿Cómo les ocurrió esto?

¿Menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad (de Dios),ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?
Romanos 2:4.

El Señor… es paciente… no queriendo que ninguno perezca,sino que todos procedan al arrepentimiento.2 Pedro 3:9.

Sin duda la conversión de Pablo, cuando iba por el camino a Damasco, es la más espectacular relatada en el libro de los Hechos. El encarnizado perseguidor de los cristianos cuenta varias veces cómo Jesús lo interpeló desde el cielo y lo alistó bajo su bandera (Hechos 9:1-8; 22:6-16; 26:12-18).

-La conversión de Cornelio, el centurión romano. Se trataba de un gentil (un no-judío) tocado por la gracia de Dios. Todos los que se encontraban en la casa de Cornelio creyeron en el Señor Jesús y recibieron al Espíritu Santo (Hechos 10).

– La de Lidia, la primera europea que creyó en Jesucristo (cap. 16:14-15), es igualmente notable. Junto al río, escuchando a Pablo, su corazón se abrió al Evangelio. En seguida dio testimonio de su fe en el Señor y después de ser bautizada, se apresuró a ejercer la hospitalidad.

-La conversión del carcelero de Filipos está relatada en el mismo capítulo. Fue necesario un terremoto para que él también temblara a causa de sus pecados y preguntara: ¿Qué debo hacer para ser salvo??. Pablo le contestó: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo. Esa noche ese hombre creyó con toda su casa.

Todas esas personas de origen y profesión diferentes acudieron a Cristo, cada una a su manera y a su debido momento. Nosotros, ¿también podemos contar cómo nos sucedió esto?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí