¿Erroresí

Todos hemos comido papas fritas, las más famosas del mundo. Es difícil pensar que se descubrieron cuando accidentalmente un trozo de papa cayó en una olla de de aceite hirviendo.

Otro ejemplo es el Post-it, esos papelitos de colores que abarrotan nuestros escritorios paredes de oficina, fueron el resultado de una mala producción de papeles adhesivos, donde solo una parte resultó engomada.

Con ejemplos como estos, debemos pensar que cuando cometamos un error o algo nos salga “mal”, debemos no lamentarnos del asunto sino buscar como sacarle el provecho. A veces somos tan testarudos que Dios debe hacernos ver una gran oportunidad por medio de algo que nos parezca malo para que le demos importancia. Aprende de tus errores y sácales el provecho…pues Dios te puede estar hablando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí