Poesía Cristiana

Sin importar el momento,
sin importar la situación
No olvides que el amor de Dios
reside en tu corazón

Si no lo sientes, si no lo encuentras
busca en lo profundo ese sentimiento
que siempre ha estado ahí. Dormido
por tu dureza, apartado por tu
frialdad. Pero nunca muerto ni
desaparecido.

No te culpes por las cosas malas
que has hecho, pues no hay nada
que puedas hacer para que Dios
te ame mas, ni nada para que te ame
menos.

El amor de Dios es el mismo desde
que te creó. Solamente los humanos
dejamos de amar cuando se nos olvida,
ignora o trata mal. El amor de Dios no
es lógico ante nuestros ojos, solo puedes
aceptarlo con los ojos de tu fé.

Haz hoy la prueba dondequiera que este
mensaje llegue hasta tí, y acepta que Dios te
ama pues eres su creación. Sus brazos están
siempre abiertos para recibir a sus hijos…y
tú eres uno de ellos.

Enlaces de Devocionales Cristianos