Mateo 14:31-32:  Hombre de poca fe!  Porqué dudaste?  Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.

Un hombre se estaba vistiendo en su recamara en la parte trasera de su casa, mientras su esposa conversaba con una amiga en la sala.  Él llamó a su esposa y le preguntó:  Querida, crees que esta camisa está limpia como para ponérmela?  Sin pensarlo ella respondió:  No.  Él le dijo:  Como sabes que no está lo suficientemente limpia para ponérmela si ni siquiera viniste a verla?  Ella le contestó?:  Si tuviste que preguntarme, es porque está suciá.  Ahora bien, cuando tu te preguntas si deberías hacer algo o no. Si tienes dudas, entonces mejor no lo hagas.  La mayoría de nosotros ni siquiera nos tomamos el tiempo de preguntarle a Dios, simplemente lo hacemos.

Tienes dudas acerca de algo?  Si posees aunque sea la más mínima duda en tu corazón si eso es pecado o conllevará al pecado, se fuerte y escoge decir “No”.  El Señor te dará paz.