PROSPERAR

por RICARDO M. PUGLIESE

3 JUAN 2 ?Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.?

El tema de las riquezas las posesiones y la prosperidad ha terminado con la vida de más de uno. Parece increible pensar que la búsqueda por el bienestar pueda terminar con la vida de un ser humano. Esto nos enseña una gran verdad: Podemos tener todo el oro del mundo pero no podemos comprar una sanidad podemos ser ricos pero no podemos comprar la felicidad podemos ser millonarios pero no podemos comprar la armonía familiar podemos tener grandes posesiones pero podemos no poseer verdadera paz mental. Anhelar crecer económicamente en la vida no es un pecado es algo lícito pero debe hacerse en forma equilibrada. La Biblia habla bien sobre esto. El pasaje de hoy dice que el deseo del escritor era que la persona fuera prosperada en todas las cosas de la vida cotidiana y en su salud en la medida como prosperaba su alma o su relación con Dios.
Con dinero solamente podemos comprar cosas terrenales pero no las que verdaderamente valen las espirituales. En la medida que nuestro ser interior esté en armonia con Cristo todo lo demas reflejará la gloria de Dios. Si los cristianos pondriamos todo nuestro esfuerzo en buscar las cosas espirituales como buscamos las materiales hace rato que hubieramos tenido un avivamiento mundial. Ser cristiano no significa tener que hacer un ?voto de pobreza? sino hacer un voto de santidad con el Señor para buscarle de todo corazón a fin de que la medida de nuestra búsqueda espiritual se vea reflejado en lo natural. Busque por sobre todo prosperar espiritualmente con Dios y lo demás vendrá por añadidura.

CONFESION DE FE:
DECIDO ESFORZARME POR SOBRE TODO A PROSPERAR EN MI VIDA ESPIRITUAL

ORACION:
Señor ¡gracias por revelarme la clave para el éxito en la vida! Amén.