Como olivo verde

 

 

El olivo: Es una planta de tallo leñoso y por lo general magnífico, el tallo se desarrolla en grosor al envejecer (se fortalece) y se ramifica a cierta facultad formando la copa ancha y ramosa con flores blancas y pequeñas pero hermosas, que proporcionan la aceituna (oliva), y el olivo (aceite).

 

Las mujeres se adornaban con guirnaldas con sus flores, y en Grecia los vencedores de juegos olímpicos recibían una corona con sus hojas.

 

El rey David deseaba ser como oliva verde:

 

?Más yo estoy como oliva verde en la casa de Dios: En la misericordia de Dios confío  eternamente y para siempre.?. Sal. 52:8

 

El rey David manifiesta que estaba seguro de que Dios cuidaría de él y nos muestra su deseo de vivir y servir siempre a Dios, siendo fuerte y procurando mantener su hoja verde y resplandeciente, dando fruto de un verdadero hijo de Dios.

 

No viviendo de apariencias o inclinándose a cosas vanas o materiales, él deseaba vivir en paz y prosperidad en su vida espiritual.

 

Reflejando en su vida la belleza, la fuerza y las bendiciones que sólo nuestro Dios poderoso podía dar a su vida por medio de sus cuidados y su amor.

 

Así que hermanos les exhorto a que no nos conformemos, esforcémonos por vivir santamente, dando lo mejor de nosotros, seguros de nuestra salvación y la llama del Espíritu Santo ardiendo en dentro de nosotros, y sobre nosotros, para poder dar frutos.

 

Mantengámonos como olivo verde, que aunque pasen los años y el Señor tarde en venir, nuestro tronco viejo pero fuerte pueda tener retoños vigorosos y fuertes que sean cultivados por el poder del Espíritu Santo.

 

Si es necesario ser podados, con valor aceptemos la voluntad de Dios, para que un día no lejano podamos estar ante su presencia para alabarle por la eternidad.

 

Dios les bendiga y les prospere grandemente

 

Shalom.

 

 

 
Dios te bendiga y te prospere grandemente
con cariño Mar.

 

 

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí