Obediencia a Cualquier Precio

“y estando en la condición de hombre, se humillo así mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2:8).

el contador de historias americano Archivald Rutledge habla sobre un hombre que trabajaba en una grande floresta. Su fiel perro murió quemado en un grande incendio que había destruido grande parte de los bosques. Rutledge contó que el pequeño perro permaneció junto a un árbol guardando la cena de su dueño y no abandonando el local ni aun cuando las llamas ya tomaban todo alrededor de Él. El trabajador se quedó con el corazón partido al encontrar su pequeño amigo aún en llamas junto a lo árbol donde lo había dejado. Con lágrimas que no paraban de caer por su rostro, Él dijo: “Yo tenía siempre que tener mucho cuidado al mandarle hacer algo  porque sabía que Él haría todo a cualquier precio.” esto y mucho más, es el tipo de obediencia para lo cual Cristo llamó a nosotros. Esta obediencia, que caracteriza aquel que cree, es basada en la propia obediencia de Jesús.

hasta que punto nuestra obediencia al Señor esta firme?
Ha ido solamente hasta el muelle de nuestras pretensiones personales o se mantiene fuerte y firme aunque el barco de nuestra vida parece andar a la deriva?

Muchas veces mostramos una vida de fe y religiosidad apenas mientras todo va bien y nuestros pies trillan caminos de prosperidad y encantamiento. A la primera señal de adversidad tratamos de dejar al Señor de lado y correr para todos los lugares que nos muestren señales de nuevas posibilidades y de respuestas a nuestros intereses. En realidad nuestra fe es ocasional y nuestra obediencia limitada.

Si anhelamos una vida abundante y un porvenir de bendiciones y felicidad, necesitamos  colocarnos en el altar de Dios, confiar plenamente en todo cuanto Él hace y obedecerlo sean cuales sean las circunstancias.

Él nos ama, tiene lo mejor para todos nosotros y aun cuando nuestro suelo  se presente árido, esperemos con confianza que brotará a nuestro rededor lo más lindo de los jardines.

Paulo Barbosa

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí