Hay muchas cosas que te impiden amar. Pero te indicará la forma de echar abajo esos obstáculos e impedimentos y te ayudará a convertirte en una vasija de Mi amor.

Primero debes dejar que te llene. Una vasija oscilante, inquieta, no se puede llenar. Es preciso que estés quieto. Debes darme tiempo para llenarte. Debes ser como un vaso vacío,destapado e inmóvil que aguarda que Yo lo llene.

Piensas que puedes verter amor de tu propia fuente? Muy pronto descubrirás que tu amor ser? hallado falto. Cuando tengas roces con los demás, te fastidiarán sus idiosincrasias y peculiaridades. Ello dará pie a que pienses: “Dónde está ese gran amor que presumiblemente tengo?” Eres incapaz por ti mismo; hasta las cosas más nimias te irritarán. Mas con Mi poder sé puedes. Si te llenas de Mí y de Mi grandioso amor, tendrás más que suficiente. Ese amor rebosará sobre toda persona con la que te encuentres. Si pasas ratos conmigo, saldrás de tus aposentos reflejando Mi amor en tu rostro. Quienes te vean sabrán que no es cosa tuya, sino Mía. Reconocerán que no es algo que provenga de tu propia fuerza, de tu propia energía. Sabrán que no es una costumbre que has adquirido o una destreza que posees. Si te retiras a tus aposentos y pasas tiempo conmigo, Yo te enseñaré a amar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí