Hola mis amados:

A los angeles los han pintado de muchas formas, algunos dicen que los han visto, pero en verdad dice la Palabra que muchos han hospedado a angeles porque los has visto frente a frente, sin alas y sin ser diferentes de nosotros mismos, por tanto que tu y yo lo seamos al hacer el bien a los demas, porque asi estamos imitando a Jesús que vino a servir, distingámonos por esto y muchos nos imitaran siendo tambien angeles ellos mismos.

¿CÓMO CREES QUE SON LOS ÁNGELES?
Son como la viejecita que ayer te devolvió tu cartera.

Como el chofer del taxi que te dijo que tus ojos iluminaban el mundo cada vez que sonreías.
Como el niño que te demostró la maravilla de las cosas sencillas.
Como ese hombre pobre que ofreció compartir lo que tenía contigo.
Como ese hombre rico que te demostró que realmente todo es posible, si tienes fe.
Como ese desconocido que se cruzó en tu camino, justo cuando no sabías dónde te encontrabas.
Como ese amigo que tocó tu corazón, cuando pensabas que no tenías.

Los ángeles vienen en todos los tamaños y formas, de todas las edades y colores de piel. Algunos
tienen pecas, otros tienen lunares, algunos tienen arrugas, otros tienen apariencia de amigos,
enemigos, maestros, estudiantes, novios, y hasta de tontos. Nunca toman la vida demasiado en serio;
viajan muy ligeros. No te dan una dirección dónde ubicarlos, ni te piden nada a cambio.
Son difíciles de hallar cuando cierras los ojos, pero si decides ver, los encuentras en todas partes.
Así que abre los ojos y cuenta todos los ángeles que tienes. ¡Verás que realmente están junto a ti!

Autor Desconocido

Caminando con Dios
Génesis 6:9, 22
Noé caminó con Dios, aun en un mundo corrompido. ¿Cómo lo hizo? Parte de la respuesta
se encuentra en Génesis 5:24. Enoc, el bisabuelo de Noé, caminó con Dios.
La fidelidad de la familia de Noé hizo posible que caminara con el Señor, aunque ninguno
de sus semejantes lo hiciera. Noé estuvo
caminando con Dios aun antes de construir el arca. Aprendemos a caminar con Dios
siguiéndole cada día.

Estemos listos para los grandes problemas cuando caminemos con Dios cada día.
Luego, cuando se presenten los grandes retos, estaremos ya andando por fe. La prueba de
obediencia de Noé vino cuando Dios le dio una instrucción insólita: construir un arca y poner
dentro de ella a dos animales de cada especie.

Noé siguió teniendo todo el tiempo un andar fiel y fructífero con el Señor. Noé mantuvo
centrada su atención en el plan de Dios, en el proyecto del Señor, y en la dirección del Altísimo.
Cuando usted y yo caminamos con Dios, aprendemos a oírle y escuchar Su voz. Entonces no
importa lo que! otros digan, mientras sepamos que hemos escuchado al Señor.

Algunos hemos tenido situaciones difíciles en la vida. Pero lo que importa no es donde
caminamos, sino con quién caminamos. Cualquier lugar al que vayamos con el Señor,
no importa lo doloroso que pueda ser, será un lugar de sosiego y seguridad. Recuerde:
cuando caminamos con el Señor nunca damos un falso en falso. Nunca tendremos
que lamentarnos de un día. Siempre estaremos agradecidos por el momento que
decidimos viajar al lado del Dios todopoderoso.

Si nosotros nos caracterizamos por caminar con Dios en todo momento
nos ira muy bien, porque El desea siempre lo mejor para nosotros y si empezamos
una dinastía nuestras proximas generaciones caminaran tambien, asi que de
nuestro ejemplo depende que los demas se decidan por caminar con Jesús
a Su lado para que nos vaya bien en todo lo que hacemos, no dejemos para
mas tarde esto tan importante, si vamos los dos El nos ayudara y nos
sentiremos mejor en todo sentido.

Los amo y bendigo en Jesucristo.
MAGNOLIA.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí