Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien.Mi embrión vieron tus ojos,
y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas,
sin faltar una de ellas. 

Salmo 139:14 y 16.

Pienso, luego existo

       Esta célebre frase del filósofo Descartes nos invita a reflexionar sobre nuestros orígenes y la razón de nuestra existencia.

       En mí hay un ser que piensa, razona, reflexiona, tiene memoria, quiere y no quiere. ¿Cuál es el origen del hombre, ese ser maravillosamente compuesto de un cuerpo y un alma, ese organismo cuyas partes tienen su determinada función, que crece y se desarrolla desde la infancia hasta la edad adulta? ¿Quién concibió órganos tan delicados y apropiados para lo que deben cumplir? ¿De dónde viene el alma con sus diversas facultades que son como sus órganosí ¿De dónde viene el espíritu que se analiza a sí mismo? ¿De dónde viene la razón que los hombres usan y de la cual los incrédulos abusan? Finalmente, ¿de dónde viene ese ser interior que piensa en lo infinito, y por más grande que se imagine el espacio, por más largo que suponga el tiempo, se siente obligado a decir: «Hay algo más que no soy capaz de entender»?

       La naturaleza tiene sus leyes según las cuales el hombre proviene del hombre, el animal del animal, una planta de otra planta semejante a ella; pero esas leyes, ¿quién las estableció? ¿La casualidad, esa causa ciega, como lo pretenden los incrédulosí ?Dice el necio en su corazón: No hay Dios? (Salmo 53:1). A todas estas preguntas, el creyente formula una sencilla respuesta: «Todo lo hizo el Creador». 

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 28.216 suscriptores.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí