Tu nombre y tu memoria son el deseo de nuestra alma. 
Isaías 26:8.

¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! 
Lucas 22:15.

Nobles deseos

       La participación en la cena del Señor, ¿es una obligación o puede ser un hecho dejado a nuestra libre decisión? Si vemos en ella la obligación de cumplir con un simple rito, ciertamente desnaturalizamos su sentido. Pero también hay otro peligro: trivializar el acto que el Señor nos pide cumplir en memoria de él. La participación en la cena del Señor es un asunto de amor en respuesta al deseo del Señor.

       El domingo, cuando vemos los elementos de la Cena dispuestos sobre la mesa, ¿nos atreveríamos a decir al Señor: ?Esto no me interesa? El deseo ardiente del Señor la noche de su detención era comer la pascua con sus discípulos. Hoy en día, desea que sus redimidos se acuerden de él. Sin duda, es una cuestión de obediencia, pero más aún, una respuesta de amor que debemos al Señor Jesús.

       Si entendemos esto, la actitud que manifestaremos a la hora del culto no será como estar ante un simple rito. Aun cuando se trata de algo solemne, es un privilegio que nos regocija. Las condiciones requeridas para participar en la cena del Señor no deberían mantener alejados al verdadero creyente. Como sus pecados fueron limpiados por la sangre de Jesús. Es miembro del cuerpo de Cristo, cuyo símbolo es el pan de la Cena (1 Corintios 10:17).

       Si se mantiene en la luz, el hijo de Dios discierne y juzga lo que durante la semana ha manchado su espíritu. ?Pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa? para complacer al Señor.

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 28.385 suscriptores.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí