Echa tus redes

Por: Raquel Pérez

Esta mañana escuchaba un CD de Rut Mixter, ella tiene un canto llamado ?Echa tus redesí al estarlo escuchando, Dios trajo a mi mente el pasaje de La Pesca Milagrosa, siempre que había meditado en este pasaje lo había hecho con un enfoque evangelístico, pero hoy recibí un mensaje diferente que fue de mucha bendición para mi vida.
Lucas 5:

1 Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios.
2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.
3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.
4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.
5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.
6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.
7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.
8 Viendo esto Simón Simón, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
9 Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él,
10 y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.
11 Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.
¿Alguna vez te ha pasado lo que le pasó a Simón? ¿Que intentas por mucho tiempo alcanzar aquello que deseas y tal parece que es imposible? Si es así puedes identificarte con Simón y los demás que estaban con él. Ellos habían estado echando la red una y otra vez durante muchas horas y nada habían pescado. Quizá les urgía pescar porque sus familias no tenían para comer y le habían intentado de un modo y de otro y no pescaban un solo pez.
Llega Jesús
El relato Bíblico nos dice que la gente se agolpaba sobre Jesús para oír la Palabra de Dios, entonces Jesús miró unas barcas y se subió a una de ellas para enseñar desde allí.
Cuando Jesús llega a tu vida y cuando le permites hacer uso de lo que consideras tus recursos, las cosas cambian. La Biblia no nos dice que Jesús les haya pedido prestada la barca a los pescadores, dice sólo que se subió en ella y rogó a Simón que la apartase de tierra un poco, quizá ellos se sorprendieron, pero le permitieron entrar en su barca y por eso alcanzaron bendición.
¿Te ha pedido Jesús que le entregues algo? ¿Quiere él utilizar algo de lo que tú tienesí Permíteselo y verás cómo eres bendecido(a).
Boga mar adentro y echa tus redes
Después de que Jesús terminó de enseñar, le ordenó a Simón que bogara mar adentro y echara sus redes, Simón había trabajado toda la noche, había echado las redes una y otra vez y no había pescado absolutamente nada, sin embargo, él no discutió sino que dijo ¿En tu palabra, echaré la red?
Dios le dio a Simón una palabra y él creyó en esa palabra, así cuando tú intentas una y otra vez y parece que no vas a lograr lo que deseas, busca esa Palabra de Dios y hazla tuya, obedécela y verás milagros.
Cuando Simón hizo lo que Jesús le indicaba con una sola vez pescó tanto que las redes se rompían y tuvieron que venir a ayudarle y las barcas se hundían por tantos peces.
La bendición de Dios siempre es sobreabundante, él no bendice nada más un poquito, su bendición siempre es más de lo que esperamos, pues él tiene más qué darnos que nosotros qué pedirle.
Algunas veces lo que Dios nos pide hacer nos parece absurdo y decimos como Simón: ?Maestro, todo este tiempo he hecho esto o aquello?sin lograr resultadosí y a veces allí nos quedamos y seguimos fracasando porque no obedecemos la Palabra de Dios, debemos terminar esa frase y decir ?mas en Tu Palabra echaré la red”.
En el mar de bendiciones de Dios hay muchísimas bendiciones, pero para recibirlas tenemos que obedecer Su Palabra, tenemos que apropiarnos de ella y echar nuestras redes para pescar esas bendiciones que Dios tiene y como Simón caeremos postrados a sus pies, espantados por las bendiciones tan tremendas que ni siquiera nos imaginábamos poder recibir.
¿Estás dispuesto(a) a bogar adentro del mar de bendiciones divinas y echar tus redes para ver qué pescasí
Conclusión
¿Qué necesitasí Dios lo sabe muy bien. ¿Has dejado que Jesús entre en tu barca?, si no es así ¿por qué no lo dejas ahora? Cuando él entre a tu barca vendrá con él la bendición.
¿Has buscado en la Biblia una palabra conforme a tu necesidad? La Biblia está llena de Palabras de Dios, aprópiate ahora de sus promesas, él quiere bendecirte más de lo que tú deseas ser bendecido(a).
¿Sabes en qué Dios has creído? Nuestro Dios es un Dios de milagros el día de hoy, tan sólo necesitas disponerte a obedecer su Palabra y quedarás maravillado(a) con lo que él va a hacer.
¿Ya echaste tus redesí

Canción Echa tus Redes – Ruth Mixter

No, no ha sido fácil estar donde estás
Después de tantos intentos dirás:
?No vale la pena seguir?
Ya te sabe amargo el vivir
Sé que perdiste la tranquilidad
Y tienes miedo de lo que vendrá
Te tragas todo tu dolor
Y en silencio lloras cada noche más
Dios me dijo que el fracaso no es tu adjetivo
Da un paso al frente que no es tu final
Es tu oportunidad para un milagro
Echa tus redes que vas a encontrar
Un gran tesoro escondido en el mar
Echa tus redes que Él está aquí
Echa tus redes sólo hay que confiar
Lo que has perdido lo vas a encontrar
Echa tus redes, Él está aquí
No, no es tan difícil si puedes creer
Que nunca es tarde para comenzar
Te digo que Cristo es real
El me dijo puedes descansar
Que mi vida entregué para que tengas vida
Todas las cosas son nuevas en mí
No tengas miedo mi nombre te di.
A mí me costó como a ti por hacer mi voluntad
Pero hoy prefiero su voluntad,
En su Palabra yo voy a confiar.