DEVOCIONAL

LA SANIDAD DIVINA

 

?Así dice Jehová, el Dios de David, tu padre: He oído tu oración, he visto tus lágrimas y voy a sanarte: dentro de tres días subirás a la casa de Jehová. Añadiré a tus días quince años… Isaías dijo: Tomad una masa de higos. La tomaron, la pusieron sobre la llaga y sanó? (2 Reyes 20:5,6,7)

¿Qué es la sanidad divina? La Biblia dice: Dios es Sanador (Éxodo 15:26); Él hace milagros, y sana según su soberanía, o no lo hace para enseñarnos una lección.

Meditemos en la sanidad de Ezequías. Dios le añade quince años, pues, oyó su oración sincera y miró sus lágrimas. Y Dios lo sana por medio de un elemento natural, la masa de higos.

Cuando uno está enfermo, debe ir primero al Señor, orar para que sea haga su voluntad. Pedir con fe que él lo sane. Mateo 21:22 dice: ?Y todo lo que pidáis en oración, creyendo, lo recibiréisí Y Dios sana. Pero, otras veces, hay que confesar el pecado. Santiago 5:16 dice: ?Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanadosí.

El autor Matthew dice: Isaías fue su médico. Ordenó un remedio exterior barato y de fácil aplicación: Una masa de higos, emplasto sobre la llaga para que por allí salga el mal… Las medicinas convenientes no han de ser menospreciadas, pues Dios mismo las ha creado para beneficio humano

Tengamos presente que Dios sana por medio de un médico que usa medicinas o remedios naturales. O sencillamente, el Señor no lo hace para darnos una lección, como dice 2 Corintios 12:8,9 ?Tres veces he rogado para que el Señor lo quite de mí. Y me ha dicho: bástate mi gracia?. Dios no sanó a Pablo, para que sea humilde.

Ore según la voluntad divina. Ezequías no quiso morir de inmediato; pero en esos quinces años recibió gente de Babilonia y les mostró los tesoros secretos de la casa real y fue amonestado por el profeta Isaías para que no haga alianza con otras naciones. Interceda por nosotros.

REFLEXION:

Ten fe en Dios, en tu sanidad o en su voluntad.

Extraído del Ministerio Internacional LaBibliadice