Hola guillermo, gracias por el mensaje era lo que precisamente quería saber en estos momentos de mi vida. Que quiero encontrar a cristo…yo se de cristo desde los 14 años, pero me acabo de bautizar , y nunca he sentido el toque del espiritu santo y claro que lo he deseado sentir pero no se por que no, pienso que quiza aun no es tiempo de eso o no se , no comprendo muchas cosas …y soy una persona muy desesperada, no tengo paciencia y todo lo quiero saber, y sentir rápido….quiza por eso aun no se ha manifestado el espiritu santo en mi..
Creeme he leído la biblia y hay cosas muy hermosas   se que Dios esta conmigo  por que me guarda y cada día amanezco gracias a la misericordia de él . y yo se que el no va avenir en persona a decirme aquí estoy.. pero realmente lo necesito y no se que hacer……..así que leí sin querer tu correo y me puso a pensar muchas cosas que quizas si  mi vida esta ocupada en otras cosas pero mi corazón quiere otra y es a él.. si supieras como Dios me ha protegido de muchas cosas.. por eso digo que Él esta conmigo siempre.. pero no se hasta donde se pueda llegar con Él … pero gracias   no comprendo por que me lo enviaste y me gustaría saberlo   saludos y gracias!!!!!!  ..
Responder al siguiente e-mail:  erika170878@yahoo.com.mx

gUiLLeRmO pAdILLa <pablus50@yahoo.com.mx> escribió:

¿HAS VISTO AL CONEJO?
 
Un día, un joven discípulo de Jesús, deseoso de llegar a ser todo lo que Dios quería de él, visitó el hogar de un anciano cristiano. El había oído que este anciano nunca había perdido el primer amor por Cristo, en todos los años desde que lo conocía. El anciano estaba sentado en el pórtico con su perro estirado frente a él, observando un hermoso atardecer. El joven le hizo esta pregunta.
¿Por qué la mayoría de los cristianos celosamente buscan de Dios durante los primeros uno o dos años después de su conversión, pero luego caen en un complaciente ritual de ir a la iglesia dos veces por semana, y terminan viéndose iguales a sus vecinos que ni siquiera son cristianosí He escuchado que usted no es así. Me han contado que usted ha buscado fervientemente a Dios a través de todos sus años en el cristianismo. La gente ve algo en usted, que no ve en la mayoría de los otros cristianos. ¿Qué lo hace diferente?
El anciano sonrió, y contestó, “Permítame contarle una historia”
“Un día, yo estaba sentado tranquilamente aquí, bajo el sol, con mi perro. De repente, un conejo grande blanco corrió frente a nosotros. Mi perro, saltó y salió detrás del conejo. El persiguió al conejo apasionadamente a través de las colinas. Pronto, otros perros se unieron a él, atraídos por sus ladridos. ¡Que espectáculo ver la manada de perros corriendo y ladrando a través de las ensenadas, terraplenes, y espesuras! Sin embargo, gradualmente, los perros, uno a uno, dejaron la persecución, desanimados por el camino y frustrados por la cacería. Solo mi perro continuó acaloradamente, persiguiendo al conejo blanco”
“En esa historia joven amigo, está la respuesta a tu pregunta”
El joven se sentó en silencio, confundido. Finalmente, dijo: “Hermano, yo no entiendo. ¿Cuál es la conección entre la persecución del conejo y buscar a Diosí”
“No entendiste” contestó el muy experto anciano, “porque no hiciste la pregunta adecuada” ¿Por qué no continuaron los otros perros persiguiendo al conejo? Y la respuesta a esa pregunta es, porque ellos no habían VISTO al conejo. Si tu no ves la presa, la persecución es muy difícil. Te hará falta la pasión y la determinación necesaria para continuar con la persecución.  Hermosa moraleja ,acaso no nos susede a muchos que asistimos a iglesias,templos reuniones etc. Pero, ¿Qué seguimos o a quien escuchamosí  Esto pasa con la mayoria amiga erika.
Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de ; y no queréis venir a mí para que tengáis vida” (Juan 5:39-40)
“La letra mata, mas el espíritu vivifica” (2Corintios 3:6)
“Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4)
“Porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía” (Apocalipsis 19:10)
“No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías” (1Tesalonicenses 5:19-20)
“Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber” (Juan 16:12-14)
“Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre; el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros” (Juan 14:16-18)
Hay millones de Cristianos quienes hacen peregrinajes a donde ellos creen que es la casa de Dios, quienes “creen” que tienen vida porque se les ha enseñado la doctrina correcta, las palabras correctas, los rituales correctos, porque están en la denominación o iglesia “correcta”. Ellos “creen” saber la verdad, porque han pasado suficiente tiempo con el Libro de Dios, es decir, la Biblia. O tal vez, ellos mismos no han pasado mucho tiempo con la Biblia, pero han estado sentados por años bajo la autoridad de alguien contratado por la iglesia, quien les prometió que él o ella conocía la Biblia muy bien y que su habilidad para discernir la Biblia, sería todo lo que ellos necesitarían para ganar la vida eterna. Esos Cristianos creen que los sermones y los estudios Bíblicos que sus pastores o ministros preparan para ellos dos veces por semana, es alimento suficiente para “correr la carrera que tenemos por delante” (Hebreos 12:1)
Habiendo estado en cientos de deferentes iglesias y toda clase de denominaciones, es muy claro para mí, que muchos Cristianos han reemplazado la labor del Espíritu Santo en sus vidas, con hombres y mujeres con autoridad institucional y con estudios Bíblicos. Cuando alguien hace una pregunta concerniente a asuntos espirituales, inmediatamente responden, “bien, miremos que dice la Palabra de Dios” queriendo decir, “miremos nuestra traducción Bíblica favorita. Ellos están dando muestras de que su relación es con un LIBRO y NO necesariamente con EL DIOS del LIBRO.
La diferencia entre los Cristianos que viven con la realidad de Cristo en su vida diaria y aquellos que se arrastran a la iglesia dos veces por semana, creyendo que le están haciendo al pastor y a Dios un gran favor al presentarse allí, es como la diferencia entre la verdadera vida espiritual y la muerte espiritual disfrazada como vida con estudios Bíblicos y asistencia a la iglesia.   Piense hermana erika, esta muy a tiempo
. Miles de iglesias alrededor de todo el mundo, no son más que ataúdes. Están muertas. Pablo dijo: “El ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz” (Romanos 8:6) Es el Espíritu el que da vida, EN EL ESTUDIO  Bíblico. “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os PARECE que en ellas tenéis la vida eterna… ” (Juan 5:39)
Millones de Cristianos van a la iglesia, no para tener vida, sino apariencia moral. Hasta hoy me sorprende, que cuando yo era un ardiente CATOLICO, hace muchos años, consideré ir a la iglesia los Domingos. Me di cuenta, que toda esa gente rica de mi vecindario, iba a la iglesia de su gusto todos los Domingos. El poder de la tradición es tremendo. Casi me vuelvo un hipócrita yendo a la iglesia a comprar apariencia de moralidad. Las iglesias están llenas de gente así.
Richard Wurmbrandt, autor del libro “Torturado por Cristo” y fundador de “La voz de los Mártires” dijo: “La Biblia es la verdad acerca de la verdad, NO es la verdad. LA VERDAD ES JESÚS” Jesús prometió enviar Su Espíritu para que nos guiara a TODA Verdad, la cual es Él. Él prometió revelarse El Mismo a través de Su Espíritu, no a través de la así llamada, Versión Autorizada, o a través de la asistencia a la iglesia. (Por favor, no me malinterprete. No hay nada de malo que los Cristianos se reúnan cualquier día de la semana. Pero si todo lo que allí dan no es más que principios morales y religión, y no se le permite a la verdadera Vida del cuerpo de Cristo manifestarse; entonces, la práctica no es mas que “tradición de hombres” de la cual Jesús dijo: “Invalida la Palabra de Dios” (Mateo 15:6-9)
“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. (Juan 4:23-24)
Ir a la iglesia dos veces o tres por semana no provee el combustible necesario para permanecer en la carrera, no importa cuanta preparación le ponga el pastor al servicio y al estudio Bíblico. Estas cosas, no producen el deseo suficiente, el hambre suficiente, para hacer de nuestras vidas, la “vida abundante” que Jesús prometió a aquellos que permanecieran en Él y no en un DIOS trino.La diferencia entre saber ACERCA de Él, y conocerlo a Él, es el Espíritu Santo, el Espíritu de Verdad, el Consolador. Triste decirlo, pero es verdad. Millones de Cristianos sólo conocen ACERCA de Jesús, sólo conocen ACERCA de ÊL a través de credos denominacionales y artículos de fe. “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento” (Marcos 12:30) Aquellos que están obsesionados buscando de Dios, como los perros persiguiendo al conejo, tienen hambre de Dios que nunca se saciará, pero mucho más satisfactoria que todas las cosas que el mundo tiene para ofrecer. Ellos se han dado cuenta que Dios es todo, que si lo tienen a Él, lo tienen todo. Ellos han descubierto que aún su hambre por Él, debe proceder de Él; que todo lo que vale la pena desear, debe venir de Sus Manos. Su alimento es el mismo alimento que Jesús consumía cuando estaba en la tierra en su cuerpo físico ? la voluntad de Dios. (Juan 4:34)
La vida más recompensante y satisfactoria es aquella que busca la voluntad, palabra, obra y caminos de Dios preparados para ella,. Yo no cambiaría la vida que vivo ahora en Cristo, por la vida de un gran atleta, de la más grande estrella de cine, del gerente de una corporación ni del presidente de los Estados Unidos.
Nuestras vidas como Cristianos deben provocar celos. Si usted es Cristiana ERIKA y se da cuenta que su vida no llena los requisitos, debe ser que ha permitido que algo más ocupe su lugar, o tal vez, usted nunca ha visto al conejo. Puede ser, que usted sabe mucho acerca de Él, en su cabeza, pero no ha permitido que Él encienda el fuego en su corazón, Si ese es su caso, por favor tome todo ese conocimiento y póngalo a los pies de Jesús con un corazón humilde y pídale que lo consuma con su amor. Permítale ser el centro de su vida. Búsquelo con todo su corazón. Deje que Él llegue a ser su hambre y su alimento. “Gustad y ved que es bueno el Señor” (Salmo 34:8) Pídale que reemplace la falsa doctrina de su cabeza, por el fuego de Su vida de su amor. Pídale que venga a perseguirte como el “Sabueso del Cielo” que es Él y que te de la fortaleza, la determinación y la pasión para correr tras Él todos los días de su vida. ¿Por qué escoger vivir entre los muertos cuando Jesús le ha prometido vida abundante más allá de lo que usted puede soñar?