Presentación:

Hace unos días atrás recibí un comunicado para formar parte de un programa de círculos de amigos a través de teléfonos celulares. En ese día le pedi algo a Dios y allí recién descuibri que Dios tiene un depósito donde guarda todo de ti, y le dije: Guarda mi corazón en el depósito de tu corazón.

Unos días después cuando estaba elaborando los planes de trabajo para este año, Dios hablo a mi corazón y me dijo: Guarda tú depósito.

Había descubierto que Dios tiene un depósito donde guarda todo de mí y que yo también tengo un depósito que debo de cuidar. Lo cual me llevo a buscar en la Biblia, donde se decía esa frase: “Guarda tu depósito” y encontre que Pablo escribiéndole a Timoteo le recomienda que guarde su depósito.

 

Este mensaje lo predique hace mas de una semana y se los transcribo.

 

Guarda tu depósito que

 yo guardare el tuyo

por Norma Solis Zavala

Imagen

Sabías que Dios tiene un depósito donde guarda todo de ti y que tú también tienes un depósito dónde guardas todo lo que se te ha dado.
Hoy quiero hablarte de lo importante que es para Dios el que tu guardes tu depósito.
 
Alguna vez te preguntaste ¿Qué es un depósito?
Un depósito según el diccionario  es un lugar donde se deposita. Lo que nos lleva a preguntarnos : ¿Qué es depositar?
         Es poner bienes o cosas de valor bajo custodia de alguien.
         Colocar algo en un sitio determinado.
De acuerdo a la Biblia de estudio RV (Reina Valera, 1995) la palabra depósito sugiere un tesoro encomendado a alguien para que lo custodie fielmente hasta que el dueño se lo pida.
  
Texto base:
Cuando Pablo escribía a Timoteo ( 2 Ti. 1:11-14) dijo:
“De este evangelio yo fui constituido  predicador, apóstol y maestro de los gentiles, por lo cual asimismo padezco esto. Pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído y estoy seguro de que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.
Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús. Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros”  (Biblia RV, 1960). 
 
Pablo señala que Dios tiene un depósito y también el creyente tiene un depósito, la pregunta que nos haríamos sería:
 
¿Qué es lo que guarda Dios en su depósito?
a.- Dios guarda tus obras o tus hechos:
Apocalípsis 20:12 
… Y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.
b.- Dios guarda tú nombre:
Apocalipsis  20:15
Y el que no  se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.
c.- Dios guarda tus oraciones:
Apocalipsis  5:8
… Todos tenían  arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.

d.- Dios guarda tu corazón:
Filipenses  4:7
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará  vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

e.- Dios guarda tu vida:
1 Juan 5:18
… Aquel que fue engendrado por Dios  le guarda, y el maligno no lo toca.

 
Si tú buscas en tu Biblia, seguramente encontrarás otras cosas mas que Dios guarda. pero ahora tenemos que preguntarnos:
 
¿ Qué es lo que guardamos nosotros en nuestro depósito?
a.- Su Palabra:
Lucas 11:28
Y él (Jesús) dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.
Colosenses 3:16
La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros…

b.- Sus promesas:
2 Pedro 1:4
Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina…

c.- Guardas la doctrina:
2 Timoteo 1:13-14
Reten la forma de las sanas palabras que de mi opiste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros 

d.- Guardas tus pensamientos (es nuestra responsabilidad cuidar lo que pensamos):
Filipenses 4:8
Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, ai algo digno de alabanza, en esto pensad. 
Romanos 12:2
No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medfio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

 

e.- Guardas tú vestimenta (estas vestido del nuevo hombre o del viejo):

Colosenses 3:10
Y revestidos del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno.
 ¿De que tengo que vestirme?

Colosenses 3:12-14
Vestios, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordía , de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otros. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

f.-  Guardas tus palabras (ten cuidado lo que hablas):
Mateo 12:36-37
Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ellas darán cuenta en el día del juicio. porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. 

g.- Guardas tu corazón:

Proverbios 4:23
Sobre todas las cosas guardada, guarda tu corazón; porque de  él mana la vida. 

 h.- Guardas  tu espíritu, tu alma y tu cuerpo irreprensibles:
1 Tesalonisenses 5:23
Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

i.- Guardas la fe, para terminar tu carrera:
2 Timoteo 4:7-8
He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guerdado de la fe , por lo demás, me está guardad la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

 

  
Desafio:
¿Cómo esta tu depósito?
¿Estas guardando lo que se te ha dado?
¿Lo estas usando cuando lo necesitasí
Ten por cierto que Dios guardara en su depósito todo de ti y es tu responsabilidad gurdar el tuyo. Comienza a mirar como esta tu depósito y haz lo que tengas que hacer para estar en linea con lo que Dios dice.
 
 
Dios te bendiga abundantemente y siga extendiendo los límites de tu ministerio.
 
Norma Solis Zavala 

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí