Inicio » Cristianos » La MANO invisible de Dios.

La MANO invisible de Dios.

LA MANO INVISIBLE DE DIOS – REFLEXIÓN

Leyendo el libro de Ester, me he percatado que a lo largo de su lectura, en ningun momento se menciona a Dios y tampoco se hace alusion de su accion en la vida de sus protagonistas.

Lo interesante de ello es que todos los acontecimientos que se dan alrededor de la vida de Ester y de Mardoqueo estan tan sicronizados que da la
impresion que estan bajo la influencia de una cadena de casualidades con propositos bien definidos.

Nosotros los cristianos sabemos que todos estos hechos no se dieron de manera fortuita, sino que obedecia a la accion poderosa de Dios obrando en sus vidas y en
torno a sus acontecimientos. Es como si una mano invisible iba obrando con sabiduria en cada situacion.

El libro de Ester te deja una gran leccion para tu vida: DIOS ESTA PRESENTE A LO LARGO DE TODAS LAS JORNADAS DE TU HISTORIA PERSONAL. Aunque no lo veas con tus ojos, ni lo sientas con tu tacto, ni lo oigas de forma audible, has de saber que su presencia real, poderosa y soberana esta obrando con propositos bien definidos en tu vida y que todos son para tu bien, aunque de momento tu no los veas asi.

Esto me recuerda lo que escribe Pablo a los romanos, cuando les dice: Y SABEMOS QUE LOS QUE AMAN A DIOS, TODAS LAS COSAS LES AYUDAN A BIEN?
Romanos 8:28

Aun en el momento mas oscuro en el que no ves nada claro, en el que las puertas estan completamente cerradas, en el que no tienes recursos a tu
disposicion para solucionar tus problemas, es entonces cuando has de tener en cuenta que Dios siempre te dara las salidas oportunas y sincronizadas que te
favoreceran. Sera la mano invisible de Dios quien ira haciendolo todo como lo hizo a favor de Mardoqueo, de la Reina Ester y de los judios. Lee con detenimiento
esta historia y veras entonces como Dios esta presente en los acontecimientos aunque en apariencia todo este a la deriva.

Yo estaba atravesando por unas circunstancias muy difíciles, y el Señor me llevo a leer el Libro de Ester, en un primer momento no comprendi porque me
pidio que lo meditara, pero al final de la historia pude comprender el porque. He llegado a comprender que es Dios quien con su mano me sostiene cuando estoy a
punto de caer, que es Dios quien me va guiando aunque yo vea que voy caminando por sendas incomprensibles, que es Dios quien me levanta para ponerme en sitios
privilegiados que no merezco, que es Dios quien transforma todo aquello que yo no puedo cambiar.

Recuerdalo hoy:
La presencia real de Dios esta siempre presente en
todos tus acontecimientos.

Jose Alfredo Lievano
alfredolievano1807@yahoo.es

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte