Inicio » Dios » "Lo que Dios me dijo"

"Lo que Dios me dijo"

En estos dias de tanta confusión dentro de los evangélicos; con tantos autodenominados “profetas” y/o “apóstoles” y otros tantos que creen que “El Señor me dijo…” es muy buena la meditación sobre el tema que escribiera el hermano De Haan, presidente de los ministerios RBC.
Que el Señor guíe e ilumine a cada hermano/a en el cuidado de la Sana Doctrina y en guardar que no caigamos en la Apostasía, hacia la cual muchos están yendo a pasos agigantados.
Les saludo en Cristo, David
Nota: Si alguien desea enviar algún comentario, por favor hágalo al mail particular, NO a la lista.
  
 

?LO QUE DIOS ME DIJO?

MART DE HAAN (*)

 

                ¿Y si le dijera que Dios me ha estado hablando de un asunto que no he podido sacarme de la mente? Usted me conoce, o sea que no cree que estoy diciendo que he escuchado a Dios hablar audiblemente. Asume que he tenido una idea que creo contiene la firma de Dios encima. Así que decide escucharme.

 

Escuche lo que digo:

 

Usted me oye decir:

 

?He estado orando por lo que podemos hacer para llegar a más gente con el mensaje de esperanza y paz, y el Señor ha puesto en mi corazón que he sido demasiado cauteloso. Necesitamos creer que Dios hace milagros, correr riesgos de fe, y comprometernos con proyectos de evangelización que, francamente, están más allá de nuestra capacidad de costear. Después de pedir a Dios una clara dirección, Él me ha dado una visión bastante asombrosa de una idea que deseo compartir con usted?.

 

                Mientras Ud. escucha, trata de mantener una mente abierta, pero no puede compartir mi entusiasmo. Cree que la idea suena más a presunción que a una manera de mostrar nuestra fe.

Pero esto no me lo dice en la cara, porque ¿quién es usted para decirme lo que he escuchado del Señor?

 

 

¿Qué puede concluir de todo esto?

 

                ¿Qué sucede aquí? ¿Por qué yo puedo creer que Dios hace milagros pero usted no?  ¿Será posible que tenga un oído sensible a la guía del Señor, mientras que usted se inclina más a depender de la lógica humana?

 

                ¿O yo estoy usando un ?habla espiritual? para tapar mi propia ambición?

 

                No es fácil hablar de estas cosas. Ninguno de nosotros quiere que nuestros esfuerzos para Cristo tengan motivaciones humanas. Deseamos que nuestros líderes oren, sean espiritualmente sensibles y respondan a lo que creen que Dios desea que hagamos. La Biblia dice claramente que Dios usa a las personas para que hablen con Él. El apóstol Pablo aconsejó a los Tesalonicenses: ?No apaguéis el Espíritu; no menospreciéis las profecíasí (1ª Tes. 5:19-20). Sin embargo, yo estoy convencido de que el posible mal uso de un lenguaje que suena espiritual y que se le atribuye a Dios nos da razones para pensar detenidamente en cómo usamos frases como las siguientes:

 

                               ?Dios me ha estado hablando?.?

                               ?He estado orando por esto??

                               ?El Señor puso esto en mi corazón??

                               ?Dios me dijo que dijera??

                               ?Me sentí guiado a venir a verte??

                               ?Me sentí guiado a decirte??

                               ?Dios me reveló??

                               ?Dios me recordó un pasaje de la Escritura??

                               ?Dios trajo a mi mente??

                               etc., y etc.

 

 

¿Cuáles son las motivacionesí

 

                A veces hablamos así para que los demás escuchen nuestro deseo de estar a tono con Dios, o como una forma de poner la firma de Dios sobre nuestras propias ideas para que les sea difícil a los demás estar en desacuerdo con nosotros. Percibimos subconscientemente, que cuando las personas nos escuchan hablar de Élo que Dios ha puesto en nuestro corazón? se inclinarán menos a hacer preguntas.

 

 

No podemos darnos el lujo de ser crédulos ni ingenuos.

 

                Después de decir: ?No apaguéis el Espíritu; no menospreciéis las profecías, Pablo prosiguió diciendo: ?Examinadlo todo? (v.21). El Apóstol Juan también dijo en su 1ra. Carta: ?Probad los espíritus para ver si son de Diosí (1ª Juan 4:1).

 

                Tanto Pablo como Juan, reflejan una cautela que ya había expresado antes el profeta Ezequiel. Éste citó a Dios diciendo: ?Y vino a mí la palabra del SEÑOR, diciendo: Hijo de hombre, profetiza contra los profetas de Israel que profetizan, y di a los que profetizan por su propia inspiración: ?Escuchad la palabra del SEÑOR.? Así dice el Señor DIOS: ?¡Ay de los profetas necios que siguen su propio espíritu y no han visto nada!? (Ezequiel 13:1-3).

 

 

Un sutil mal uso de las citas.          

 

                Si decimos informalmente: ?Dios me dijo? ó ?El Señor  habló a mi corazón?, hacemos borrosa la raya entre lo que sabemos que Dios dijo en Su Palabra, y lo que creemos que Él puede haber dicho por medio de nuestra conciencia interior. Ese borrar las fronteras, es un asunto muy importante. Incluso bajo la inspiración del Espíritu Santo, Pablo tenía cuidado de distinguir entre la Palabra de Dios y su propia convicción personal (1ª Cor. 7:10,12).

 

                Se encuentra en juego nuestro propio discernimiento y el honor de la Palabra de Dios. Si en una conversación normal hablamos como si lo que Dios nos dice por medio de nuestras inclinaciones internas fuera igual a lo que Él ha dicho por medio de las Escrituras, estamos compitiendo, incluso sin intención de hacerlo, con la autoridad misma de la Biblia.

 

 

La honra a la Palabra de Dios.

 

                O sea que el asunto, entonces, viene a ser: ?¿Cómo podemos hablar por Diosí? Después de todo, el apóstol Pedro escribió: ?El que habla, que hable conforme a las palabras de Diosí (1ª Pedro 4:11).

                Nuestra respuesta tiene que estar arraigada en un respeto honesto y reverente por la diferencia entre nuestros pensamientos y los de Dios. Si estamos seguros de que Dios ha dicho algo en la Escritura, tenemos que citarlo con precisión y convicción. Si creemos que estamos pensando de una manera que es consecuente con Sus Pensamientos, entonces necesitamos decir: ?Me parece? ó ?Creo que éste es un curso de acción que agradaría a Diosí, ó ?Creo que esta dirección es consecuente con las enseñanzas de la Escritura? El factor clave es la Honestidad.

 

                El añadir ?Me parece? ó ?Creo? puede parecer un asunto pequeño. Pero es Grande. Es lo que el mismo Dios expresó a Ezequiel cuando dijo: ?Han visto falsedad y adivinación mentirosa los que dicen: ?El Señor declara?, cuando el SEÑOR no los ha enviado; no obstante, esperan el cumplimiento de su palabra. ¿No habéis visto una visión falsa y habéis hablado una adivinación mentirosa cuando decís: ?El Señor declara?, y yo no he hablado?? (Ezequiel 13:6-7).

 

Tomado de ?Ministerios RBC, Noticias y Comentariosí Abril, Mayo, Junio 2004

Editores de ?Nuestro Pan Diario? www.rbclatino.net

 

(*) Mart R. De Haan II  es el Presidente de  ?Ministerios RBC, Noticias y Comentariosí

 

 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
https://www.devocionalescristianos.org/que-es-dc-miembros

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
https://www.devocionalescristianos.org/que-es-dc-miembros


Enlaces de Devocionales Grupos


Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte