DIOS SIEMPRE ESTA CONTIGO

Leí una frase que estaba en un autobús que decía: “Creo que Dios como creo en el viento. No porque lo vea, sino porque lo siento”.

No dudo que la persona que lo escribió lo haya hecho con las mejores intenciones, pero me dí cuenta de que tenía que hacer el comentario al respecto.
Si bien es cierto, a veces nos levantamos sintiendo y viendo a Dios en todo lo que vemos y tocamos. Sin embargo, Jesús está MUY LEJOS de ser un simple sentimiento. El es una decisión. Ese letrero deja la impresión de que si no sientes a Jesús, entonces tu fé no tienen validez, o bien, que Jesús te ha dejado.

Todos quienes hemos hecho el esfuerzo de caminar con Jesús, nos damos cuenta que existen momentos donde lo que menos sientes, es a Jesús, sin embargo, es ahí donde nuestra fé es probada. Al igual que cuando Jesús estuvo en la Cruz y dijo: “Padre. Por que me has abandonado”. En ese momento, Jesús no sentía la presencia de su padre amado, sin embargo, todos
sabemos que estuvo presente.

La próxima vez que no sientas a Dios, no creas que no está contigo, tal vez así nos recuerda lo bella que es su presencia.