Vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;
y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida;
mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. 

Juan 5:28-29.

La muerte, ¿es el fin de todo?

       Saúl, el primer rey de Israel, rodeado de enemigos en la batalla, se traspasó con su espada (1 Samuel 31:4). Y Judas, presa de remordimientos por haber traicionado a Jesús, se ahorcó (Mateo 27:5). La Biblia relata el trágico suicidio de esos dos hombres. También dice que Caín no pudo librarse de la culpabilidad de haber asesinado a su hermano Abel. Llevó su maldición hasta el fin de su vida (Génesis 4:9-16).

       Dios dijo: ?No matarás? (Éxodo 20:13), porque considera sagrada cada vida humana. Sólo él tiene derecho de dar la vida o quitarla (1 Samuel 2:6). Matar a alguien o matarse a sí mismo es un grave pecado.

       Además, ¿es la muerte el término de todo, el fin del odio, de las angustias y de las preocupacionesí ¡Quien así lo cree se equivoca! Una persona continúa viviendo después de la muerte del cuerpo. Su alma sigue existiendo. La muerte no es el aniquilamiento, ni el vacío en que se flota sin gravedad, ni el reposo absoluto. La muerte es el castigo a los actos humanos ejecutados sin Dios. Porque ?está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio? (Hebreos 9:27). Todos los que mueran sin haber creído y obedecido al Evangelio de Jesucristo irán a un lugar de castigo eterno y de definitiva separación de Dios. Pero, si la muerte es ?la paga del pecado? la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro? (Romanos 6:23). 

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 28.680 suscriptores.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí