Inicio » Dios » NO te niegues a hacer el bien

NO te niegues a hacer el bien

El Arte de vivir Bien
Proverbios 3: 27-35
 

 
?No niegues un favor a quien te lo pida, si en tu mano está el otorgarlo.  Nunca digas a tu prójimo vuelve más tarde, te ayudaré mañana si hoy tienes con qué ayudarlo.
No urdas el mal contra tu prójimo contra el que ha puesto en ti su confianza.
No entres en pleito con nadie que no te haya hecho ningún daño
No envidies a los violentos ni optes por andar en sus caminos.
Porque el Señor aborrece al perverso, pero al íntegro le brinda su amistad.
La maldición del Señor cae sobre la casa del malvado,
Su bendición sobre el hogar de los justos.
El Señor se burla de los burlones, pero muestra su favor a los humildes.
Los sabios son dignos de honra, pero los necios solo merecen deshonra?.
 
Ahora la sabiduría nos enseña a relacionarnos con nuestro prójimo.  Nos da cuatro ilustraciones que representan un conjunto o totalidad.
·       Nos inculca la generosidad (27-28);
·       Nos advierte contra la maldad premeditada (29)
·       practicada  contra quienes nos rodean (30);
·       Y también nos alerta a no envidiar el estilo de vida de los violentos (31).
¿A quien no le gusta recibir favoresí
¡Pero qué difícil se nos hace conceder estos socorros!
¿Quieres ejemplos de personas piadosasí
 
 
Hechos 9:36
“Había en Jope una discípula llamada Tabita.  Esta se esmeraba en hacer buenas obras y en ayudar a los pobres” 
Gálatas 6:10
?Por lo tanto, siempre que tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe?.
 
I Juan 3:17
?Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano esta pasando necesidad, y no tiene compasión de él ¿Cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él?
Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad?.
 
 
 
Jesucristo entregó su vida por nosotros, su renuncia fue la manifestación suprema del amor. La parábola del buen samaritano nos presenta un encuentro de Jesús con un maestro de la ley, él le preguntó como ser verdaderamente feliz y Jesús le habló con la historia del buen samaritano.
Solamente amando podremos ser felices
Lo que este maestro de la ley le preguntó a Jesús fue ¿Qué tengo que hacer Señor para ser feliz? ¿Qué es lo que debo de hacer para encontrar en mi vida el camino que me conduzca a ser una persona humana plena.
Y Jesús le contestó: ¿Qué está escrito en la ley, qué lees en ella? El mismo escriba le contestó al Señor: ?Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tus fuerzas, con toda tu mente y al prójimo como a ti mismo?.
 ?Amarás al prójimo como a ti mismo?
Pero además el maestro de la ley le dijo a Jesús, y El Señor alabó su respuesta, que no solamente es en el amor a Dios con toda nuestra fuerza, con toda nuestro ser, con toda nuestra mente, con todo tu corazón, donde está el camino que nos conduce a la vida, sino, dice claramente y al prójimo como uno mismo. Prójimo significa próximo
¿Quién es el más próximo a ti?
¿Quién es tu prójimo?
 
Little Witness
 
Y así Jesús cuenta esa parábola del Buen samaritano, de aquel hombre que cuando ve a una persona mortalmente herida en el camino porque había sido asaltada por bandidos y criminales, no tuvo reparo en pararse y auxiliarlo, en prestarle los primeros auxilios, en llevarlo a una posada y en darle todos lo medios necesarios para que se sane y se cure.
A diferencia de ese escriba y ese levita que cuando lo vieron medio muerto en el camino no quisieron asumir la tarea de auxiliarlo sino que hicieron un rodeo y se fueron por otro lado.
¿Qué es lo que nos quiere decir el Señor con esta parábola tan hermosa? -No seamos indiferentes frente al dolor de los demás. Cuando veamos a alguien en necesidad como Él hizo con nosotros, salgamos al encuentro, hagamos del pobre, del enfermo, del necesitado, objeto de nuestro amor.
Como Cristo que al vernos a nosotros heridos y medios muertos por el pecado, salió a nuestro encuentro, nos auxilió por que El es en el fondo el buen samaritano.
Hay día vemos con dolor con qué facilidad las personas cuando ven a alguien en necesidad, cuando ven a alguien en sufrimiento, hacen como hicieron el levita o el sacerdote, un rodeo.
Cuántos pasan lamentablemente frente al sufrimiento de los demás con indiferencia e ignorándolos, no debe ser eso el distintivo del cristiano, nosotros, según el máximo de nuestras posibilidades, según el máximo de nuestras capacidades, siempre esforcémonos por salir al encuentro del hermano que sufre y brindarles esa solidaridad amorosa y práctica.
Martha Vílchez de Bardales
 
Que el Señor te bendiga ahora y siempre
Martha Bardales 
 

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte