SIEMPRE DESPIERTO

Lectura: Salmo 121

En paz me acostaré así también dormiré; porque sólo tú, Señor , me haces habitar seguro. Salmo 4:8

Una madre y su niña de 4 años se estaban preparando para irse a la cama. La niña tenía miedo de la oscuridad. Cuando las luces se apagaron, la niña notó atravez de la ventana que la luna brillaba. Mami….preguntó… ¿ es esa la luz de Dios allá arriba?…Si fue la respuesta. Y rápidamente otra pregunta: ¿ Tambien Él la va apagar para irse a dormir?..Oh no, Dios nunca se va a dormir. Después de unos cuantos momentos de silencio, la niña dijo: Siempre y cuando Dios esté despierto , yo no tengo miedo. Al darse cuenta de que el Señor la estaría cuidando, la niña se durmió plácidamente ya más tranquila.

Los cristianos podemos encomendar confiadamente tanto la noche como el día a nuestro Dios, el cual es siempre fiel. él tiene pleno conocimiento de nuestros temores en la oscuridad, y de nuestras frustraciones en la luz. Podemos estar seguros de su constante cuidado. Su mirada de amor y su mano protectora siempre están sobre nosotros.

Tal vez tengas que pasar horas en la soledad debido a una enfermedad o a la pérdida de un ser querido. Las sombras de la nochen hacen que ansiedad de tu situación parezca incluso mayor. Surgen las dudas y los temores inundan tu alma, robándote el descanso que necesitas.

Confía en el Padre Celestial, y junto con el salmista podrás decir. En paz me acostaré y así también dormiré; porque sólo tú Señor, me haces habitar seguro…(Salmo 4:8)

SI TIENES PROBLEMAS PARA DORMIRTE, PRUEBA  DESCANSAR EN EL SEÑOR.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí