hagamonos_los_mejores_amigos_de_dios-240x180Para caminar con Dios

La Biblia dice que Noé caminó con Dios. La relación de Noé con Dios impregnó toda su vida como lo evidenciaron sus actos de obediencia, deliberados y llenos de fe.
Caminar en la luz con Dios requiere:
“Reconciliación con Dios. La humanidad está espiritualmente muerta desde su nacimiento y, por consiguiente, no es capaz de tener una relación personal con Dios. Con la salvación, nos volvemos vivos espiritualmente y nos reconciliamos con Él.
“Confianza. Toda relación tiene que edificarse sobre la base de la confianza; sin ella, no puede haber intimidad. La confianza crece a medida que conocemos más a Dios, y la Biblia es nuestro principal recurso para conocer Sus prioridades, carácter y sentimientos acerca de nosotros.
“Estar de acuerdo. Tenemos que estar de acuerdo con el Señor, entre ellas las siguientes: el pecado es destructivo y no cuadra con lo que somos; Jesús, el Hijo de Dios, cuida de nuestra vida; el carácter de Dios es perfecto, y Su Palabra es verdadera; las prioridades de Dios han de ser las nuestras, y Sus mandatos tienen que ser obedecidas; y sin unidad, nos alejaremos de Él.
“Compañerismo con Dios. El Señor quiere escucharnos, y también tiene mucho que decirnos. El tiempo es un ingrediente fundamental de comunión con nuestro Salvador. Darle toda nuestra atención es otro aspecto vital del compañerismo con Él.
Reconciliación, compañerismo, acuerdo y confianza son los cuatro elementos fundamentales para mantenernos cerca del Señor. No podemos avanzar sin la reconciliación, y los otros tres factores estabilizan nuestra vida espiritual.

 

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí