Mirando a Jesús que andaba por allí (Juan el Bautista), dijo:
He aquí el Cordero de Dios. 
Juan 1:36.

El Cordero de Dios

       En el Antiguo Testamento se habla mucho de corderos que fueron ofrecidos en sacrificio. Todos eran figura del Cordero de Dios venidero, el Señor Jesús. Consideremos el cordero pascual y las ordenanzas relacionadas con él.

       Los israelitas debían tomar un cordero. Esto nos hace pensar en la docilidad y entrega de nuestro Salvador que ?no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero? (Isaías 53:7).

       El cordero pascual debía ser ?sin defecto?. El Señor Jesús no tenía faltas, no había cometido ningún pecado. Nadie podía redargüirle de pecado.

       El cordero debía ser ?macho? y ?de un año?. Esto nos recuerda que el Señor Jesús tuvo que morir en la flor de su juventud. El autor del Salmo 102 revela proféticamente el sufrimiento de Jesús por esta causa: ?Dios mío, no me cortes en la mitad de mis días? (v. 24).

       Finalmente el cordero pascual debía ser ?inmolado?. Si el Señor Jesucristo no hubiera muerto, no habría podido salvarnos. Era necesario que muriera como cordero ofrendado en el altar de la cruz. Allí Cristo soportó el castigo que merecíamos a causa de nuestros pecados. En ella corrió su sangre, en virtud de la cual Dios puede perdonar nuestra culpa.

       La carne del cordero pascual debía ser ?asada al fuego?. El juicio que alcanzó al Salvador en las tres horas de tinieblas no pudo ser suavizado por nada. Él soportó todo para que nosotros pudiéramos ser libertados. ?El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder? la gloria y la alabanza?.

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 29.035 suscriptores.