Hermano:

Soy puertorriqueño y es preciso ver como aquí en Puerto Rico para el tiempo electoral, vemos como las personas de los diferentes partidos políticos se lanzan a la calle a ver sus líderes, se vuelven como locos por saludarlos, por abrazarlos y por tomarse fotos con ellos.  Es algo impresionante como sucede esto, como hacemos ídolos de hombres como nosotros. De la misma manera sucede cuando algún artista se presenta en algún sitio público. Pero, ¿que pasa luego de que estas personas se van? Nada, todo vuelve a la normalidad. Hoy te quiero hablar de alguien que cuando pasa, algo pasa.

Acompáñame con tu Biblia en el libro de Lucas 19 a partir del verso 1.

Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.  Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publícanos, y rico, procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.

Nos habla de un hombre llamado Zaqueo, este era el líder de los cobradores de impuestos.  Zaqueo no era muy querido en su ciudad, pues no tan solo cobraba los impuestos sino que hacia trampas, robaba. Pero que sucede, Zaqueo había escuchado acerca de Jesús y los milagros que hacia. Imagínese usted en nuestros tiempos, cada vez que sucede algo la gente rápido comienza a murmurar, pero a diferencia este murmullo era bueno, hablaban de un Hombre que sanaba enfermes, sacaba demonios y resucitaba a personas, claro que al Zaqueo escuchar todo esto quería saber y conocer a este hombre del que todos hablaban. Y yo te pregunto a ti ahora que estas sentado frete a esta pantalla, ¿y tú, conoces a este hombre del que todos hablan? ¿Te gustaría conocerlo mejor? Acompáñame.

Zaqueo llego al lugar por donde Jesús iba a pasar. Había una gran multitud que le impedía ver a Jesús, pues Zaqueo era bajito de estatura. Zaqueo pensó rápidamente y busco una solución a su problema, el verso 4 dice:

Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. La palabra de Dios dice que salió corriendo, esto es impresionante, nos demuestra que Zaqueo quería realmente conocer a Jesús. Zaqueo nos demuestra que en su interior había un vacío, necesitaba algo que llenara su vida, el dinero no lo había podido hacer, pues era muy rico pero aun así, había un gran vacío en su corazón.

Cuando Cristo Pasa Algo Pasa

Zaqueo se subió a un árbol para poder ver a Jesús. El verso 5 nos dice:

Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa. Jesús al pasar le miro y no solo le miro sino que también le hablo.

Hace algún tiempo conocí un muchacho.  Este muchacho estaba  destruido, pues su matrimonio estaba a punto de colapsar. Tenía un hijo de apenas cuatro meses cuando decidió tomar la opción que le ofrecía el mundo, el divorcio.

Este día, hace un poco más de un año, luego de una discusión con su esposa, decidió empacar sus cosas e irse mientras su esposa asistía a una campaña evangelística. El Espíritu Santo le hablo a la esposa y le dijo que virara a su casa y así ella lo hizo. Al llegar su esposo se preparaba para irse, ella le hablo y le pidió que por favor la acompañara a la iglesia. El muchacho cansado de la insistencia de su esposa, la acompañó.  Ese día fue el primer día que este joven asistía a una iglesia.  El muchacho estuvo bien pendiente durante todo el culto.

El Espíritu Santo inquieto a este muchacho. Al finalizar el servicio este día a eso de las 1:30 de la mañana y joven fue y llevo a su familia a su casa y regreso a la iglesia, se dirigió a donde el Pastor de la Iglesia y le dijo, Yo no se que hago aquí, pero aquí estoy. Ese día el Pastor y él hablaron y oraron juntos y al otro día, solo horas después, este muchacho bajo a las aguas bautismales y se bautizo. Fue restaurado no solo él, sino también su esposa y su matrimonio. No es maravillosa la misericordia de nuestro Dios.

En el verso 5 Jesús le dijo a Zaqueo que bajara del árbol, que era necesario que bajase por que Jesús posaría en su casa. Wau, un hombre que no sabía quien era Jesús, este Jesús pudo verlo en medio de la multitud.  Esta historia no termina aquí, el verso 8 dice, ¿Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.

Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Zaqueo fue restaurado en un instante, le dice a Jesús que todo lo que poseía lo repartiría entre los pobres y a los que había robado le daría cuatro veces mas.

¿Que necesitaba Zaqueo, riquezas, posición social? No queridos, lo único que necesitaba Zaqueo es lo mismo que necesitamos tu y yo, a Cristo Jesús. Hoy día vivimos en un mundo tan ajetreado, tan cargado, que no nos damos cuenta de que andamos como dice la Palabra de Dios, como ovejas que no tienen pastor. Vivimos buscando riquezas, posición social, lujos, modas, pero no entendemos que nada de eso llenara el vacío de nuestras vidas, solo Cristo Jesús puede hacerlo, solo Cristo Jesús puede resolver tu situación financiera, tu problema matrimonial, tu problema familiar, no importa por lo que tu estés pasando, Cristo Jesús te puede ayudar.

Te hice un relato de este muchacho que fue restaurado por el Dios de la vida, no solo el si no su matrimonio también. Usted se preguntara y este muchacho seguirá ¿todavía en la iglesia o todo fue pura emoción? Yo doy Gloria a Dios por que la  historia de este muchacho no termina ahí. No tan solo fue restaurado, sino que recibió un llamado del Señor y actualmente comienza su segundo año de estudios en el área de Teología Pastoral en la Universidad Cristiana Y queridos, este muchacho del que les hablo soy yo, el mismo que escribe este mensaje. Yo soy testigo de como el Señor cambio mi vida.

¿Habrá alguien leyendo este mensaje que le lleva orando a Dios para que le ayude a resolver un problema matrimonial? ¿ Hay alguien con un problema de drogas, vicios? ¿Es una madre orando para que sus hijos regresen a la iglesia?¿Es alguien en esta hora que duda de la existencia de Dios o cree que Dios no te escucha? ¿Habrá alguien que quisiera conocer al Jesús de Zaqueo?.

Yo te invito en esta hora a que te subas al árbol de tu vida y esperes por que Jesús. Hoy Él te ha visto en tu árbol y hace la invitación.

Hoy el Señor una vez más extiende su brazo por que te ama y te quiere salvar.

¿Te atreverías decirle hoy  a Jesús como yo dije una vez, no se que hago aquí pero aquí estoy?. Hazlo y veras que Cuando Cristo Pasa Algo Pasa.

Que Dios te Bendiga,  la historia de este muchacho no termina ahí. No tan solo fue restaurado, sino que recibió un llamado del Señor. Actualmente comienza su segundo año de estudios en el área de Teología Pastoral. Y queridos, este muchacho del que les hablo soy yo, el mismo que escribe este mensaje. Yo soy testigo de como el Señor cambio mi vida.

Que Dios te Bendiga,

Michael Cruz