Promesa de Dios para tu vida.
Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; con cánticos de liberación me rodearás.
(Salmos 32:7).

Lectura para meditar.
“Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.” (Hebreos 10:23)

Dios está dispuesto a suplir todas las cosas que necesitamos pero no todo lo que deseamos. Hay algunas cosas que pueden perjudicarnos en este asunto de las necesidades:
? La desobediencia. Desobedecer a Dios puede acarrearnos consecuencias graves. Pero si nos volvemos a él y le pedimos perdón, nos devolverá el gozo de la comunión con él.

* La duda. Cuando no confiamos en Dios, su plan para nuestra vida sufre un revés. Además, es señal de que no creemos que él pueda suplir las cosas que necesitamos.

* La falsedad. Esto quiere decir tratar de conseguir a nuestra manera las cosas que necesitamos, lo cual constituye fraude espiritual. La falsedad engendra engaño. Debemos ser sinceros con Dios, no importa lo doloroso que pueda ser.

* Intención errónea. Las intenciones que no son Cristocéntricas, son egocéntricas. Pongamos nuestra mira en el Señor y recibiremos sus bendiciones.

* La irresponsabilidad. Cuando desatendemos las responsabilidades que Dios nos ha asignado, como la familia, el trabajo y otras, nuestra comunión con él y nuestra vida espiritual se ven afectadas. Dejemos que el Señor Jesucristo sea quien satisfaga nuestra alma y supla todo lo que necesitamos.
Seleccionado

Oh Señor, ayúdame a mentener la actitud correcta. En el nombre de Jesús. Amén y Amén.

Sólo entre tú y Él
¿Hay desobediencia en mi vida?
¿La incredulidad y la duda están presentes en mi corazón?
¿Estoy siendo irresponsable con mis obligaciones delante del Señor?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí