¿ERES UN QUEJOSO? ¿QUÉ DICE LA BIBLIA?

Lectura: Números 11:1-10

Y el pueblo comenzó a quejarse..y cuando el Señor lo oyó, se encendió su ira…Números 11:1

Hay una historia acerca de un agricultor que era conocido por su actitud negativa. Un día, un vecino pasó a verlo e hizo comentarios sobre la maravillosa cosecha de este año…..dijo . El agricultor contestó quejumbrosamente: ….Pues sí, parece una cosecha bastante buena, pero una cosecha abundante es muy difícil para la tierra.

El pueblo de Israel tenía la misma actitud quejumbrosa. Dios había cuidado de ellos milagrosamente durante sus peregrinaciones en el desierto, y sin embargo, ellos se quejaron del maná que Dios había provisto tan generosamente.

Al recordar el pescado, los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas, y los ajos de Egipto, se quejaron diciendo:…….Nada hay para nuestros ojos excepto este maná…(Números11:6) ¡Qué ingratitud!

Nosotros también tendemos a concentrarnos en lo negativo y no en lo positivo de la vida. Nos quejamos del Señor cuando deberíamos estar alabándole por sus incontables bendiciones.

Permitimos que las decepciones y las privaciones que Dios ha permitido para nuestro bien espiritual nos distraigan.

Siempre que nos sintamos tentados a quejarnos, recordemos Números 11:1: Y el pueblo comenzó a quejarse…y cuando el Señor lo oyó, se encendió su ira.

Algunas personas van por la vida deteniéndose en el departamento de quejas.