Inspiración en el libro de Job:
   
  Por cada advertencia de las consecuencias de hacer el mal, hay promesas de bien para los justos.
   
  Aunque Job no estaba recibiendo un castigo, todo lo que dicen los amigos de los hombres impíos será verdad en el final.  Los malos caerán.  Como los artistas que están adictos a drogas y deprimidos, atacados por sus propios fanáticos enloquecidos por las súper imágenes que ellos mismos promovieron. 
   
  Como las personas en las oficinas que tienden trampas a otros, y caen en ellas aunque no lo veas.  El veneno se le haga dulce en su boca -o sea que piensan que para tener éxito y felicidad hay que quitar al otro para ponerse ellos.  En su cuerpo los malos pensamientos se convierten en dolencias que no podemos ver.  Sus familias no los aguantan y están solos porque los malos siempre quieren atacar a los otros malos para quitar su lugar.  Los impíos no tienen descanso. 
   
   Pero hay otro lado. Por cada consecuencia de hacer el mal, hay una igual y mayor promesa de hacer el bien y amar a Dios, para los justos y las mil generaciones después de ellos.  Si los impíos caen aunque suban al cielo, los seguidores de Dios subirán y se mantendrán.  Los impíos adquieren sus riquezas robadas por oprimir a otros, se envanecen sus riquezas y les causa remordimiento.  Mientras que a los justos hay promesa que nada les faltará. 
   
  Los justos tendrán galardón en el cielo y en esta tierra, tanto físico como espiritual.  La felicidad del justo es mejor que el engaño del alcohol.  Aunque no lo veas, esas personas sufren mucho.  La felicidad del justo es una profunda seguridad y esperanza.  Es un gozo que sobrepasa las circunstancias temporales y bendición para tu salud.  Da satisfacción profunda.  El gozo del justo es uno de los frutos del espíritu y será premiado en el cielo también porque es testimonio del Señor.

Reflexión por Wilma Meléndez

   
JOB 20:4-29

 

            4           Tú sabes que siempre ha sido así

desde que el hombre existe sobre la tierra:

            5           la alegría del malvado dura poco;

su gozo es solo por un momento.

            6           Aunque sea tan alto como el cielo

y su cabeza llegue hasta las nubes,

            7           acabará como el estiércol

y sus amigos no sabrán su paradero.

            8           Desaparecerá como un sueño, como una visión nocturna,

y nadie podrá encontrarlo.

            9           Los que vivían con él y lo veían,

no lo volverán a ver.

            10          Sus hijos tendrán que devolver a los pobres

lo que él había robado.

            11          En pleno vigor y juventud

bajará a la tumba.

            12          El mal le parece tan delicioso

que lo saborea con la lengua;

            13          retiene su sabor en la boca

y lo paladea lentamente.

            14          Pero luego, en el estómago,

se le convierte en veneno de serpiente.

            15          Vomita las riquezas que había devorado;

Dios se las saca del estómago.

            16          Estaba chupando veneno de serpiente,

y ese veneno lo matará.

            17          No podrá disfrutar de la abundancia

de la leche y la miel, que corren como ríos.

            18          Todo lo que había ganado, tendrá que devolverlo;

no podrá aprovecharlo ni gozar de sus riquezas.

            19          Explotó y abandonó a los pobres;

se adueñó de casas que no había construido.

            20          Nunca quedaba satisfecho su apetito,

ni nada se libraba de su ambición;

            21          nada escapaba a su voracidad.

Por eso no podrá durar su dicha.

            22          Cuanta más abundancia tenga, más infeliz será;

sobre él caerá la mano de los malvados.

            23          Cuando trate de llenar su estómago,

Dios descargará su ira sobre él:

hará llover sobre él su enojo.

            24          Si escapa de un arma de hierro,

lo alcanzarán con un arco de bronce.

            25          La flecha le atravesará el cuerpo,

y la punta le saldrá por el hígado.

Se llenará de terror;

            26          total oscuridad lo envolverá.

Un fuego que no hará falta avivar

acabará con él y con toda su casa.

            27          El cielo pondrá al descubierto su pecado,

y la tierra se levantará para acusarlo.

            28          Cuando la ira de Dios se desborde sobre él,

se perderán todas sus riquezas.

            29          Esto es lo que Dios ha destinado para el malo;

esta es la suerte que le tiene preparada.

 

__________________________________________________

Si quieres recibir nuestros mensajes, entra aquí y registrate:  Subscribete to [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por Email

Para Publicar tus mensajes, envía tus mails a la siguiente dirección:  devocionalescristianos@gmail.com

Cancelar Suscripción:  https://www.devocionalescristianos.org/que-es-dc-miembros

Para más información de nuestro ministerio: https://www.devocionalescristianos.org

Envía Imágenes Cristianas a tus seres queridos:
https://www.devocionalescristianos.org/imagenes-cristianas

Visita nuestros Foros y comparte con nosotros la palabra de Dios y haz nuevos amigos: https://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/foros/


Enlaces de Devocionales Grupos

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí