DEVOCIONAL

(Por:LaBIbliadice…MinisterioInternacional)Al

ORACIÓN DE PROTECCIÓN

 

Atiende a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti oraré. (Salmo 5: 2)

Cada vez que paso por un lugar solitario y semioscuro por donde vivo oro: Señor protege mi vida de los ladrones que quieren hurtar y hacerme daño. Vivimos en inseguridad constante, pero es allí donde debemos colocar nuestra confianza en Dios.

Orar y buscar a Dios no debe ser para que solamente nos proteja, sino para adorarle por lo que Él es, un Dios manifestado en tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

La motivación no debe ser la retribución, sino el agradecimiento, por lo que Él ha hecho, por ejemplo, Dios no se complace en la maldad Ni el malo ni los insensatos estarán delante de sus ojos. Dios abomina al sanguinario, al asesino, al que práctica la maldad.

Los israelitas oraban mirando hacia el Lugar santísimo del templo de Jerusalén (cf. 1 R 6.16), sea que estuvieran dentro del santuario o en sus atrios (Sal 134.1-2; 138.2), o en algún sitio más o menos alejado de él (1 R 8.48; Dn 6.10) El gesto de extender las manos hacia el templo solía acompañar a la oración (Sal. 28.2) (RV95)

Busque al Señor en su lugar santísimo, su hogar, templo, pidiendo que Dios haga justicia contra los inicuos, y alegrándose al confiar en el Señor, con gozo porque el Señor defiende al justo.

Dios bendice a los que aman su nombre y como un escudo defiende a sus hijos. Confíe hoy en el Señor.

Disfrute hoy de la compañía del Señor, así como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo mantienen comunión desde la eternidad, mantenga su amor y comunión con Dios. Adórelo y regocíjele en el Señor.

El Señor es mi protector, mi confianza está en Él, por tanto, le alabo y le sirvo, con el único interés que su nombre sea adorado. A Dios sea la gloria y la Honra, porque Él es todo suficiente. Alabado sea el Señor.

ORACIÓN:

Padre en tus manos encomiendo mi vida. En ti confío…

Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir (Ap.1:4ª) Amén.