Inicio » Temas Juveniles » [Jehova Nissi] Derribando Argumentos

[Jehova Nissi] Derribando Argumentos

Ensancha 2006

cashluna.org

 

Derribando argumentos
Pastora Sonia de Luna

Acompáñame a hacer una confesión de fe, que es muy poderosa: “En nuestra boca está el poder de la vida y de la muerte, hablaré palabras de vida y no de muerte, de salud y no de enfermedad, de riqueza y no de pobreza, de bendición y no de maldición, porque en mi boca hay un milagro, amén.”

 

La Palabra de hoy te va a cambiar y te va a ministrar, estoy segura de eso.

 

San Juan 4:4. El hecho que estés aquí no es por casualidad.

Cuando pasó por ese lugar, en ese día que era tan común y corriente, cambió a esta mujer. Así fue conmigo. El Señor también me cambió en un día común y corriente. Pero ese día, la viuda se encontró con el mero, mero. Y durante esta prédica te vas a recordar de esos momentos en que has visto la misericordia de Dios.

 

El Señor te está diciendo: “Sí puedes”, y uno argumenta el porqué y no en el contexto de la mujer samaritana. Muchas veces nos sentimos de menos porque el Señor quiere tratar con nosotros.

 

“Si conocieras el don de Dios y me dieras de beber.” Este es un don divino y espiritual. ¿Cuántos de ustedes quieren más de Diosí A eso se está refiriendo Jesús aquí.

“Señor, no tienes con qué sacarla. El pozo es hondo”. Ya sé por qué le hace esa pregunta, porque era construido por un hombre muy importante y apreciado, que era parte de la familia. A veces nos pasa así, porque le ponemos más valor a las cosas materiales que a nosotros. El Señor le dice con su paciencia: “Cualquiera que bebiera de esta agua, vivirá”. Si tú estás aquí, es porque tienes sed, tienes hambre. Me impresiona que el Señor le estaba preguntando de su marido y la estaba confrontando con el pecado. Después, ella se abrió y le contó parte de la verdad, y el Señor vuelve a tener misericordia de ella y la confronta.

 

En San Juan 4:20, la mujer trata de evadir la conversación,

como para provocar otra clase de charla y zafarse ella de la realidad, y eso es lo que más nos cuesta a nosotros y es lo que más comparto yo. El Señor siempre quiere confrontarnos con la realidad. ¿Quieres predicar mejor? Quieres ser usado más en la congregación, pero si no estás dispuesto a confrontar la realidad, no vas a llegar a ningún lado. Igual es con el Modelo de Jesús, igual es con predicar la Palabra.

 

Hubo un momento muy crítico en mi vida, en el que iba en contra de la corriente. Algo estaba provocando que me quedara en el mismo lugar. El Señor me llevó a la Palabra y me confrontó en 2 corintios 10:3-5. “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne, porque las armas de nuestra milicia no son canales, sino poderosas en Dios…”

 

Derribando argumentos, tú le puedes decir como tú quieras, pero los tuve que derribar para conocer más a Dios, y El me llevó a que los reconociera para poder darle a El la gloria. El primero fue el matrimonio. Yo no creía en la sujeción, y El me llevó a conocerlo, ya estando en el matrimonio. En los primeros años, cuando fuimos novios, yo no pude disfrutar el noviazgo como muchos de los jóvenes lo hacen ahora, porque tenía muchos problemas con mis padres y estaba trabada con eso, pero me hubiera gustado sembrar en él. A los nueve años de edad, el Señor me visitó en mi cuarto y me dijo que hiciera una oración, que pidiera por un novio que estuviera interesado en mí un 100%, que me vea linda, me quiera. Ya a los 19 años, le pedí que sea alto, moreno y musculoso, y el Señor no me lo dio así, me dio más de lo que yo le pedí. ¿A cuántos les ha pasado lo mismo y a cuántasí Pero te puedo asegurar algo: tú pediste algo y el Señor te ha dado más de lo que pediste.

 

En lo espiritual, El trata en estas áreas, el Señor fue misericordioso conmigo, porque me dio un esposo que amaba más al Señor. ¿Qué argumentos tienes tú en contra del matrimonio? ¿Quién te enseñó de qué se trata el matrimonio? Yo le doy gracias a Dios por el carácter de mi esposo, el cual me ha ayudado mucho a disfrutar mi matrimonio, a amarlo, apoyarlo, y yo sé que la labor principal son mis hijos y mi esposo.

 

¿Será esa una prioridad en tu vida? ¿O solamente estás preocupado por agradar al Señor? El segundo argumento acerca del Señor es el predicar la Palabra de Dios. Yo soy una hija amada y mínimo tengo que predicar la Palabra de Dios. Hay que predicar, ¿qué idea tienes tú de la predicación? Dice que todos tenemos un llamado, y me costó reconocerlo porque la Palabra dice: “Bendice alma mía a Jehová y bendiga todo mi ser tu santo nombre,”  y ni siquiera le hablamos al alma porque estamos tan mal.

 

Y el siguiente fue la oración y la intercesión. Y yo creí en la Palabra de Dios en que dice que oremos en la intimidad, y que no seamos como hipócritas que oran en lugares  en las sinagogas,  pero me levanté y ahora estamos intercediendo. Pero necesitas orar para derribar esos argumentos. Debes hacer una guerra. Usa esa arma de la oración y la intercesión. Y el último argumento es el del Espíritu Santo. Y tuve la bendición de poder ir a un viaje y conocí a mucha gente que creía que los milagros eran sólo para la gente de antes, en la Biblia. El Espíritu de Dios siempre está con nosotros, en nosotros y sobre nosotros.

 

Y fuimos a una reunión en la mañana y en la noche, y sólo mirábamos unas locuras. Era el Espíritu santo que estaba haciendo su obra, y cuando todos estaban con gozo, yo estaba llorando.

¿Qué argumentos has estado levantando por el Espíritu Santo?

Pero ese día sentí que el diablo empezó a hablarme palabras de mentira acerca del Espíritu Santo. Yo empecé a reprenderlo y le pedí más y más al Señor, y sólo sentí como si me hubiera conectado y me quedé llena del Espíritu Santo.

 

No solamente está el argumento, sino también la altivez, el orgullo. Como tú estés, como un apóstol, una ovejita, Dios quiere botar este argumento. Hay que tirar ese orgullo, derríbalos, en el área que sea échalos al fuego, destrúyelos.

Hay bendiciones que están ahí paradas y que están esperando por ti, pero esos argumentos, altivez y orgullo no dejan que bajen y es el momento de destruirlos.

 

Dios ha prometido cambio y resurrección. Salmo 32:8. “Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar, sobre ti fijaré mis ojos”.

 

 

 

 

 

__._,_.___

Direcciones utiles para tu suscripción al listado Jehova Nissi:
- Si quieres publicar un mensaje solo envialo a
  la siguiente dirección: Jehova_Nissi@yahoogroups.com
- Invita a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista,
  solo pidele que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
  Jehova_Nissi-subscribe@yahoogroups.com
- Si quieres cancelar tu suscripcion a esta lista
  envia un mensaje en blanco a:
  Jehova_Nissi-unsubscribe@yahoogroups.com
- Direccion del moderador:
  Jehova_Nissi-owner@yahoogroups.com
- Direccion de internet para visitar la comunidad Jehova Nissi:
  http://www.yahoogroups.com/group/Jehova_Nissi
- Direccion del website Jehova Nissi:
  http://www.geocities.com/gunthermejia



Enlaces de Devocionales Grupos


__,_._,___

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte