Inicio » Dios » OBEDEZCO A MIS PADRES O SIRVO A DIOS? Y PAZ EN TIEMPOS DE DIFICULTADES.

OBEDEZCO A MIS PADRES O SIRVO A DIOS? Y PAZ EN TIEMPOS DE DIFICULTADES.

 
Hola mis amados:
Este mensaje es para los jóvenes que se encuentran a veces en incertidumbre, sin saber como proceder ante ciertas circunstancias, pero no temas que Dios esta contigo y espera que le agrades obedeciendo Su palabra, ella es muy clara y por eso espera que te decidas a esto y asi haras que sonria al ver tu obediencia.
 
OBEDEZCO A MIS PADRES O SIRVO A DIOS?
 
Noches innumerables de llantos y quebrantos, imposible resistir a esa indiferencia tan fría; haciéndome compañera del sonido del silencio y amiga de la duda e indecisión. Prisionera entre los barrotes de la incomprensión y desesperación. Como un pájaro al que le cortaron las alas, como un niño sin su juguete; así estaba yo, descubriendo mi primer amor, queriendo abrazarlo y llenarlo de pasión, sintiendo que podía ser una en un millón y que todas las miradas del Rey las captaba yo.
Todas mis ganas, mis fuerzas y entusiasmo, eran para El, para demostrarle que el Creador tenía a alguien más para usar y llamar sierva, pero… no podía, no podía demostrar mi compromiso, no me dejaban entregarme a mi Dios y allí mi corazón se cuestionaba con cada latido que rasgaba mi vida: ¿Obedezco a mis padres o sirvo a Diosí… pero… ¿Por qué te abates alma mía? Escucha la voz de tu Amado: Yo conozco tu corazón, sé cuanto me amas. Sé de tus ganas por trabajar y servir, pero también sé de tus ganas por desaparecer por no poder hallar a uno, ni tan solo a uno que te entienda; pero tu eres mi hija, te puse nombre y conozco tu vida desde que estabas en el vientre de tu madre, entiendo tus temores, tus deseos y aún tus decepciones. Yo en un mandamiento dejé: Honra a tu padre y a tu madre (Exodo 20:12) y obedécelos, porque allí está la bendición y por lo demás ¡Tranquila! Yo soy tu justicia y en mi tiempo me acordaré de éste, tu precio, el precio de morir aún a las ganas de servir y decir sí, cuando no nos gusta o no entendemos por qué.
¿Qué estás dispuesta a hacer y a sufrir por mi…? Y así te levantaré y te llamaré como mi buena sierva y fiel, mi escogida, en quien se agrada mi alma, pondré mi Espíritu sobre ti…
Si estás pasando un momento como este, como el que yo pasé, a ti joven, te aliento a que sigas adelante, no te preocupes por nada de lo que vas a padecer. Te aconsejo que obedezcas a tus padres y que tengas paciencia; este tal vez sea el tiempo de tu precio, en donde El te probará y preparará para levantarte como su sierva.
Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria”
(2 Corintios 4:17) 
 
PAZ EN TIEMPOS DE DIFICULTADES.
 
Paz en nuestros corazones ¿cómo puede ser posible si enfrentamos la violencia y el odio de los hombres, el poder destructivo de la Naturaleza y las enfermedadesí ¿Cómo podemos estar en paz si la honestidad, la lealtad y el amor imperecedero están desapareciendo de nuestras relacionesí
 
La paz es posible porque Dios la ha prometido. Nuestro Padre celestial nos dice no sólo que busquemos la paz sino también que la sigamos (Sal. 34:14). Él quiere que la tengamos y ha preparado la manera cómo hacerlo. Nuestro Salvador promete darnos Su paz, la misma paz divina que le permitió a Él vivir una vida de obediencia. La vida del apóstol Pablo es prueba de que la paz puede reinar en los corazones de los creyentes (Col. 3:15).
 
Las soluciones del mundo para tener paz son temporales. Se centran en el cambio de las circunstancias exteriores y en que hagamos cosas para que estemos serenos. Esas soluciones significan que tan pronto como las circunstancias cambian, la paz se evapora. Jesús nos dijo la verdad: “En el mundo tendréis aflicción…” (Jn. 16:33). No tendremos paz si usamos los métodos del mundo.
 
La paz que Dios nos da viene, no del cambio de circunstancias, sino mediante un cambio de relación. Nosotros, que estábamos distanciados de Dios por causa del pecado, hemos sido traídos a una relación con Él a través del sacrificio perfecto de Su Hijo Jesucristo. Él quita nuestra culpa y nos da verdadera paz.
 
¿Es Jesucristo su Salvador personal? Si es así, usted tiene una relación con el Príncipe de Paz. ¡Aleluya!
 
Sabemos que pertenecemos a Jesús, pero cuando tenemos dificultades, la paz desaparece. ¿Por qué sucede esto?
 
1. Nuestra atención puede estar centrada en las circunstancias. Para tener la paz de Dios, tenemos que centrarnos en Él. Tenemos que recordar que todas las cosas están bajo Su control; Él nos ha ayudado en el pasado, y hará lo mismo en estas circunstancias. Su Santo Espíritu nos consolará y nos guiará a través de ellas. Con los ojos puestos en Él, comenzaremos a experimentar Su paz.
 
2. Nuestra confianza probablemente ha estado puesta tanto en nosotros como en Dios. Debemos confiar sólo en nuestro Padre celestial. Debemos dejar de depender de nuestros propios esfuerzos. Jesús dijo: “Confíen en Dios, y confíen también en mí” (Jn 14:1 NVI). El confiar en Jesús trae la paz de Dios a nuestra situación.
 
3. Buscamos consejo en otras fuentes. La Biblia debe ser nuestra fuente principal de orientación en cuanto a cómo vivir. La Palabra de Dios debe ser nuestra fuente fundamental. El volvernos a las Escrituras nos estabilizará durante las dificultades y nos dará paz. Satanás busca mantenernos inquietos y perplejos, temerosos e inseguros, pero si absorbemos las verdades de la Biblia, nuestra fe crecerá y nuestra confianza se profundizará.
 
Cuando se encuentre sin paz, vea si su atención está centrada en Dios, y determine si ha estado confiando en sus propios esfuerzos. Descubra lo que dice la Palabra de Dios. Tendremos paz cuando centremos nuestra atención en el Señor y saturemos nuestras mentes con la verdad y la fe en Él.
 
Siguiendo entonces estas recomendaciones podras disfrutar de esa paz insondable que solo a traves de Cristo podemos tener, no dejes que nada te la robe y puedas tenerla en momentos difíciles para que te goces en quien te la dio siempre.
 
Los amo y bendigo en Jesucristo.
 
MAGNOLIA.
 
 

 
 
 

__._,_.___

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
https://www.devocionalescristianos.org/que-es-dc-miembros

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
https://www.devocionalescristianos.org

Para cancelar tu subscripción
https://www.devocionalescristianos.org/que-es-dc-miembros



Enlaces de Devocionales Grupos


__,_._,___

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte