¿Donde esta el alma mi hija Señor?

La historia que les quiero contar es para que todos reflexionemos, en esta salvación tan grande, que nos ha dado nuestro Padre Celestial.

Conocí desde mi niñez a esta familia, sus cuatro hijos y nosotros jugábamos juntos en nuestro país. Desde pequeña me di cuenta que eran cristianos.
Cuando ya fueron adultos sus hijos cada uno tomo el camino que eligió.
Una de las muchachas medianas, decidió llevar una vida no agradable delante la presencia del Señor.
Tenía una atadura muy fuerte.
Un día salio de paseo en su motocicleta, un auto le dio; matándola en el momento. Que dolor tan grande para esa madre, que angustia ella tenía y que desconsuelo tan grande; ella se preguntaba:
Señor…..
Donde esta el alma mi hija Señor…?
No había consuelo para ella, solo manifestaba desesperación.
Que dolor tan grande, que angustia tan terrible, tenía esta madre.
Yo con palabras de consuelo trataba de consolarla diciéndole; que el Señor era un Dios de misericordia y de amor, que quizás la preparo y se la llevo.
Pero… En realidad no sabemos… Deseamos que sea así. Solo el Señor sabe.
Que terrible, partir de esta tierra y que nuestras almas se pierdan..

Cuidemos nuestra mente, pensamientos, ojos, hablar, corazón,
deseos, nuestro caminar delante del Señor y seamos obedientes
a su palabra. Cuidemos nuestra salvación con temor y temblor.

Dios los bendiga ricamente a todos.
Silvia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí