DEVOCIONAL

(Por:LaBibliadice…MinisterioInternacional)Al

CONFÍA EN DIOS, COMO UN NIÑO

 

MEDITE EN SALMOS 129-132

?…¡Cómo un niño destetado está mi alma!? (Salmo 131:2b)

He orado con algunos niños y tengo que confesar, la humildad, sinceridad y simpatía que despiertan sus peticiones infantiles; ante los pedidos muchas veces materialistas y egoístas de los adultos.

El pueblo de Israel pasó duras pruebas, desde su inicio, Israel padeció muchas opresiones, pero sobrevivió gracias a la eficaz protección del Dios en quienes confiaron.

Según el Salmo 130, ninguna persona se puede mantener de pie ante Dios por los pecados cometidos. ?Pero en ti hay perdón? y al esperar en el Señor, más que los guardianes, hay esperanza. Es clave buscar al Señor y adorarlo.

El Salmo 131 enseña a orar con humildad, sin envanecer nuestro corazón, sin enaltecerse por nada, sin andar en grandezas, ni en cosas sublimes y vanidosas. A mi modo de ver, la oración que prevalece es aquella que es humilde, y que busca enaltecer a Dios. “Como un niño destetado está mi alma“. Cuando a mi primera niña le quitaron la leche materna y luego el biberón, como lloraba? Así nuestra alma debe sentir la necesidad de Dios y buscarlo siempre.

A la luz del contexto social de la época de oro; el pueblo hebreo creía en un solo Dios y quería en el celo de David expresar su adoración construyendo un Templo a Dios y tener como centro de todo al Señor; el templo o lugar físico llamado “Iglesia” es nuestro lugar central de adoración. Podemos adorar a Dios en cualquier sitio. Pero es necesario un lugar visible para tener comunión entre adoradores de Dios, para aprender, crecer en la fe, testificar de Cristo y servir al prójimo.

Para seguir cambiando vidas en el poder de Dios, es clave su oración. Estamos para edificar su vida. Siga amando a Dios cada día.

ORACIÓN:

En tus manos dejo mi carga, confío en ti, bendito Señor…

 

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí