Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir (Ap.1:4ª)Amén.Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.(Ap22:20).Amén.

Leí el artículo. Soy una persona que conocí al Señor hace muchos años, me casé y tuve 4 hijos.

Pasaron 26 años. La que era mi mujer me dejó para irse con quien era el pastor de la iglesia en la que nos congregabamos.
No se si hubo fornicación. Si se que cuando el Señor habló lo hizo no solo por el pecado cometido, sino por la intención del pecado en la mente, los ojos, la boca
o los oídos.

Solo quienes hemos pasado por tal circunstancia y que hemos clamado al Señor por una nueva compañera, sabemos lo hermoso que es cuando esa respuesta llega.
Creo que el juicio duro como el que leí puede ser producto de quien se ocupa solo de medir la vida de los demás con la ley y sin utilizar la gracia.
Yo creo, amo y obedezco al Dios de toda gracia.

Juan Carlos Parravicini
losparravicini@yahoo.com.ar